Equipo técnico completa mediciones de mogote en Villa España -VÍDEO

Por Gerardo Cordero / gerardo.cordero@gfrmedia.com 09/05/2013 |04:46 p.m.
Sobre el techo de la casa K-26, los técnicos de Xacta colocaron equipo laser para calcular la pendiente surgida tras el derrumbe y establecer, entre otros datos, la velocidad potencial de rocas. (david.villafane@gfrmedia.com)  
Peritos de la empresa Xacta hicieron cálculos de planimetría que se incorporarán a un informe técnico que próximamente analizarán geólogos e ingenieros estructurales.

Un equipo de agrimensores completó este jueves en la tarde, mediciones topográficas que ayudarán a los geólogos a afinar el plan de mitigación diseñado para procurar mayor seguridad en la zona residencial más próxima al inestable mogote de Villa España en Bayamón, que comenzó a derrumbarse de forma significativa el pasado 20 de agosto.

Con aparatos de alta tecnología, peritos de la empresa Xacta hicieron cálculos de planimetría que se incorporarán a un informe técnico que próximamente analizarán geólogos e ingenieros estructurales, quienes fueron movilizados para atender la emergencia que obligó al desalojo de una decena de familias residentes en la calle Zaragoza de Villa España.

Sobre el techo de la casa K-26, los técnicos de Xacta colocaron equipo laser para calcular la pendiente surgida tras el derrumbe y establecer, entre otros datos, la velocidad potencial de rocas.

Este equipo contratado por el Municipio de Bayamón, laboró desde el miércoles en la zona de la emergencia y a media tarde del jueves había completado la recopilación de información básica para proceder a la preparación del informe técnico.

Mientras los técnicos hacían su labor confirmaron que observaron nuevos deslizamientos de roca el miércoles. Lo mismo indicaron vecinos como Nelly Ayala, quien abandonó su residencia K-24 y se mudó temporalmente a otra casa cercana, donde divisa claramente su propiedad, así como el mogote fragmentado.

"Anoche (jueves, de madrugada) cayó un peñón grande como a la 1:00 de la mañana. A esa hora yo estaba aquí en el balcón porque todavía yo no duermo bien", sostuvo Ayala, quien alquiló una residencia a poca distancia de la que desalojó, pero que ubica en un área identificada por las autoridades como segura, al otro lado de la calle de las estructuras impactadas por el deslizamiento de terreno.

Ayala y un guardia municipal que brinda vigilancia en el área del deslizamiento precisaron a este medio que, además del deslizamiento principal hacia las casas, este miércoles también hubo derrumbe de rocas por la sección izquierda del mogote. Esas piedras cayeron en la parte próxima al paseo de la calle San José o extensión de la carretera PR-5, que conecta con el expreso hacia Río Hondo.

Doña Nelly relató que la tensión en el área ha prevalecido debido a la lluvia y explicó que, además de las nuevas piedras que observó caer por la sección derecha de la pendiente, explicó que por el lado izquierdo apreció también nuevos movimientos.

"Por ese lado se sintió como un volcán, como la tierra bullendo por dentro", comentó doña Nelly. "A las 2:00 a.m. (jueves) trajeron unos focos para alumbrar hacia la montaña y nos mantuvimos mirando. Nosotros estamos pendiente todo el tiempo y no estamos tranquilos", agregó, e insistió en que todavía sigue sacando pertenencias de la casa en la que residió durante 27 años.

Edgar Mejías, presidente de la Asociación de Residentes de Villa España, dijo a este medio que se sienten conformes con el proyecto de mitigación adoptado después de una reunión con representantes de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias (Aemead), el Municipio de Bayamón y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

"Todavía hay gente preocupada, pero por la información que nos dieron los geólogos, estas casas donde estamos están seguras", sostuvo Mejías al referirse a las residencias localizadas frente al mogote, pero al lado opuesto de las estructuras donde rocas de hasta ocho pies de alto impactaron paredes y techos de casas el 20 de agosto pasado.

Mejías explicó que la construcción de una especie de pirámide de contención, con una fosa donde se depositará arena y goma triturada, así como el levantamiento de un muro de 20 pies, demoraría "de tres a cuatro meses", según el estimado de las autoridades.

 Sin embargo, también se les advirtió que el avance de la obra "depende del comportamiento del terreno y las condiciones del clima, y hasta ahora no nos han precisado la fecha del comienzo de los trabajos", sostuvo Mejías.

El líder comunitario destacó que peritos del Municipio de Bayamón "limpiaron las aguas encharcadas" y observó que han tenido vigilancia constante de los policías municipales y estatales.

Durante un recorrido de este medio por la zona, también se constató la presencia de personal de la Agencia Municipal para el Manejo de Emergencias y Desastres. Además, se apreció como rocas cubrieron prácticamente todos los patios posteriores de unas seis casas. En otras, los peñones rompieron paredes, así como terrazas, incluyendo una con techo de zinc.

"Allí un vecino tenía un gimnasio y quedó destruido", comentó un trabajador. "Es triste el panorama", expresó otra persona al mirar hermosas residencias, algunas hasta con piso de mármol, totalmente vacías al pie del mogote fragmentado.

El gobierno informó que el proyecto de mitigación en Villa España costará $3,4 millones, de los cuales $850,000 serán de fondos estatales y el resto de aportaciones federales.


 
Equipo técnico completa mediciones de mogote en Villa España

20130905_RC CENTRAL_MOGOTE_DV