Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Escuela Miguel Such abre, pero no sirven comida

08/05/2010 |

La escuela Miguel Such, en Río Piedras, recibió ayer a sus estudiantes, pero los despachó al mediodía ante la falta de funcionamiento del comedor escolar.

Su directora, la doctora Luz Celeste Abreu, explicó que tres de las empleadas están enfermas, por lo que se les hizo imposible preparar el desayuno y almuerzo de los sobre 1,000 estudiantes que sirven.

Ése parece ser, sin embargo, el único problema que evitó ayer que la escuela funcionara a cabalidad, aparte de que falta por nombrar a cuatro maestros. “Hicimos un plan de contingencia para recibir a nuestros estudiantes porque eso era lo que teníamos que hacer”, sostuvo.

La ausencia de estudiantes, sin embargo, era evidente, lo que usualmente ocurre durante los primeros días de clases, pero la directora se lo atribuyó al hecho de que muchos alumnos creyeron que no habría clases. “No tengo los estudiantes que debería haber tenido hoy”, reconoció.

Contrario a lo tradicional, en esta ocasión pareció no haber problemas de infraestructura, lo que Abreu le atribuyó a un intenso plan de mejoramiento de instalaciones que inició hace tres años.

A través del mismo se han mejorado aceras, baños y salones. “Yo diría que si no es un 99%, estamos en un 97% listos, lo que sí es bien importante para nosotros es el desayuno y el almuerzo para nuestros estudiantes”, comentó la directora del área académica.

Mientras, los estudiantes parecían estar contentos de comenzar un nuevo año escolar lleno de retos.