Esposo de Mayra: “Hoy se parecía más a mi flaca”

09/28/2012 |
La familia de la corredora pide las oraciones del pueblo por su recuperación.

La corredora Mayra Elías, quien fuera atropellada por un auto cuyo conductor se dio a la fuga mientras corría por el área de San Juan, continúa recuperándose satisfactoriamente en la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Médico, donde permanece recluida desde el sábado.

El día de ayer transcurrió sin contratiempos para la salud de la corredora de 42 años y quien el martes fuera sometida a una delicada operación para corregirle una lesión en la columna vertebral. “La vimos hace un ratito y todos los que estuvimos allí la encontramos menos hinchada de lo que estaba, con más colorcito, y hoy se parecía más a mi flaca. Los signos vitales están muy bien y la presión, lo que son buenos indicios”, expresó confiado su esposo Luis Javier Pérez.

Aunque ayer trascendió que Mayra podría ser intervenida por un equipo de cirujanos maxilofaciales para corregirle unas fracturas en su rostro, el procedimiento quirúrgico dependerá de cuándo se le retire el ventilador al que permanece conectada, y de que le baje la hinchazón. “Hablé con el maxilofacial y depende de cuándo le remuevan los tubos”, detalló Pérez, quien procreó dos hijas con Mayra.

“Hasta que esa inflamación de la cara no le baje más, pues los cirujanos no se van a meter a bregar ahí. Tienen que suturarle una herida que tiene en la boca y corregirle unas fracturas en la quijada y en los pómulos”, agregó el doctor Ernesto Torres, director del Centro Médico.

Abren cuenta

Pérez indicó que la familia abrió una cuenta bancaria para recaudar fondos para costear la recuperación de Mayra, la cual fácilmente podría tardar entre año y año y medio, según han advertido los médicos que la atienden. La deportista, no solo deberá estar internada por un tiempo indeterminado, sino que posteriormente tendrá que someterse a terapias para recuperar su movilidad.

La cuenta se abrió en la institución Scotiabank bajo el nombre de Mayra Elías, y el número es el 401-000-300-524.

“Nos falta un camino largo por recorrer, pero sabemos que, con la ayuda de Dios y la fortaleza de nuestra familia y del pueblo puertorriqueño, que se ha desbordado en oraciones, lo vamos a lograr”, señaló Pérez, quien al igual que las hermanas de Mayra no se ha despegado ni por un instantes de su esposa tras el penoso accidente.