Estudio revela fórmula del éxito en escuelas públicas

Por Libni Sanjurjo / lsanjurjo@primerahora.com 12/18/2013 |00:00 a.m.
Las escuelas exitosas apoyan al estudiante y les proveen herramientas para sobreponer los retos personales que enfrentan. (Archivo)  
Aunque el sistema de instrucción pública no tiene la mejor fama, hay escuelas intermedias y superiores tradicionales que reflejan el lado “funcional del sistema”.

iSí las hay! iTomen nota!

Las garantías que buscan los padres y las madres para asegurar una educación de excelencia a sus vástagos no sólo están en el sistema privado de educación y las escuelas especializadas o vocacionales del Departamento de Educación.  

Aunque el sistema de instrucción pública no tiene la mejor fama, hay escuelas intermedias y superiores tradicionales que reflejan el lado “funcional del sistema” ya que pueden dar cátedra de la buena educación, según un estudio comisionado por Amigos de la Educación Pública y Fundación Flamboyán, dirigido por la doctora Ana Helvia Quintero.  

La investigación se realizó durante el año escolar 2007-2008 y analizó el desempeño académico de ocho escuelas –no identificadas por nombre– entre todas las que obtuvieron altas puntuaciones en las Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico (PPAA) y el College Board.

Además, los planteles fueron seleccionados porque, luego del trabajo de campo entre todas las que obtuvieron buenas calificaciones, coincidieron en tres características que arrojan luz sobre el por qué de su éxito.

Según el resumen ejecutivo de la investigación Características que comparte un grupode escuelas exitosas en Puerto Rico, las cualidades que comparten son:

El compromiso de la facultad y el personal escolar, reflejado en varias variables: la asistencia, el desarrollo profesional, la colaboración entre colegas, el dar más allá de la labor profesional y el proveer alternativas a situaciones difíciles.    

Las expectativas altas para los estudiantes, reflejadas en varias variables: el uso y manejo de datos en función del aprendizaje, maestros creativos y currículo dinámico, actividades extra-curriculares y ambientes escolares que promueven la disciplina y sana convivencia.    

Un liderato escolar que motiva a los maestros, fomenta el trabajo en equipo y vela por la enseñanza.

Entre todas las antes mencionadas, el estudio resaltó una cualidad en particular: el plano humano del personal.

“Observamos que el compromiso del personal de estas escuelas se extiende al plano humano; apoyan al estudiante y les proveen herramientas para sobreponer los retos personales que enfrentan. En palabras de un estudiante de la escuela superior semi-urbana, región de Mayagüez: ‘Los maestros se interesan por la educación, les importa que los estudiantes progresen, les gusta su trabajo. En su forma de ser demuestran que les importamos”,  señala el documento preparado por Quintero y disponible en la página web del Instituto de Desarrollo de la Juventud.  

El estudio se concentró en los niveles de intermedia y superior debido a que durante esos grados se “intensifican los mayores problemas que tiene nuestro sistemas de educación pública”, se detalla.

“En el nivel intermedio y superior es donde la mayoría de los estudiantes abandonan sus estudios. Al analizar los resultados de las pruebas de aprovechamiento que se ofrecen en el país, vemos que el aprovechamiento de los estudiantes va decayendo a medida que aumenta el nivel escolar”, añade.

De otro lado, la investigación realizó una contribución significativa al sistema de enseñanza público al sugerir varias recomendaciones para replicar los valores y prácticas documentadas en el resto de las escuelas del país.