Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Evalúan entrar en el caso del niño Kamal

05/05/2012 |
Los secretarios de Justicia y Familia, Guillermo Somoza Colombani y Yanitsia Irizarry, respectivamente, expresaron preocupación.

Los departamentos de Justicia, Familia y la Procuraduría de las Mujeres realizan un análisis exhaustivo del caso de custodia del niño Kamal para determinar si un tribunal de California pudo haber favorecido a una de las partes basándose en premisas sobre problemas sociales de la Isla, como la alta criminalidad y el acceso limitado a una enseñanza de excelencia, que no deberían haber formado parte de la determinación judicial.

Un juez del condado de Riverside, en California, le otorgó la custodia provisional a su padre sirio luego que éste iniciara una larga batalla legal contra su ex pareja, la madre de Kamal, Maha Abdel Rahim, una profesora universitaria en el área de tecnología de Caribbean University y la Universidad del Este.

Abdel Rahim, de padre palestino y madre siria, contrajo matrimonio bajo el rito islámico con Rasim Hallum, pero se separaron luego por diferencias en torno a la crianza del menor. La pareja vivió entre California y Puerto Rico, pero la profesora nunca abandonó su residencia en la Isla.

La mujer entregó a su niño a Hallum hace cerca de un mes y en menos de dos semanas viajará a California para otra vista, en la que se podría ratificar la determinación de custodia del niño. El matrimonio de la pareja nunca se formalizó legalmente.

Los secretarios de Justicia y Familia, Guillermo Somoza Colombani y Yanitsia Irizarry, respectivamente, expresaron preocupación por la determinación del juez, pero también sub-rayaron que un análisis del caso determinará el curso de acción de sus agencias.

Abdel Rahim, quien intentó infructuosamente recibir ayuda por parte del Gobierno antes que su caso saltara a la luz pública, se reunirá la próxima semana con la procuradora de las Mujeres, Wanda Vázquez, y funcionarios de Familia.

En medio de una cumbre que se celebraba en Fajardo, Somoza Colombani aseguró que su agencia podría convertirse en amigo de la corte en California, de existir una posibilidad jurídica para intervenir en el caso. No obstante, el funcionario también explicó las limitaciones legales si se ha establecido que el Tribunal de California es el ente que tiene la jurisdicción exclusiva.

“En un pleito privado entre dos partes, el Estado no puede intervenir, al menos que el tribunal lo nombre (como un defensor judicial del menor)”, dijo el secretario de Justicia.

Por su parte, Irizarry aseguró que, aunque en Puerto Rico tradicionalmente la custodia de los menores ha sido asignada a la madre, una nueva ley establece como primera opción la custodia compartida.

“Tradicionalmente, en el 90% de los casos la custodia era de la mamá. No obstante, eso está cambiando. Cada vez hay más padres que asumen la custodia de sus hijos. Pero, esencialmente, la primera opción es la custodia compartida”, indicó la funcionaria.

Actualmente, el padre del niño tiene la custodia física del menor. Documentos del caso revelan que éste en repetidas ocasiones se quejó de que su madre no le permitía tener una custodia compartida.

Pero el informe social del caso también coloca a Puerto Rico en una situación de desventaja en comparación con la ciudad donde vive el padre. Por ejemplo, asegura que la educación privada en Puerto Rico es solamente comparable con la pública en California y que el niño confrontaría numerosos obstáculos de ingresar en una escuela del Departamento de Educación. Asimismo, sostiene que la educación privada en la Isla podría ascender a más de $10,000 anuales y pone en entredicho la capacidad económica de la profesora para asumir el gasto.

En el estudio también se hace una comparación de la criminalidad entre ambas jurisdicciones y se comenta sobre la alta tasa de asesinatos entre la población joven. Aunque los documentos analizados por Primera Hora señalan las grandes capacidades de la profesora para cuidar del menor, favorecen al padre por éste aparentemente tener más apertura a una custodia compartida. Cabe destacar, sin embargo, que la madre sostiene que nunca le ha negado una visita al padre.