Fallece alcalde de Cabo Rojo, Santos Padilla

08/04/2007 |10:04 a.m.

El alcalde novoprogresista de Cabo Rojo, Santos Padilla Ferrer, falleció el sábado en la madrugada a consecuencia de un infarto masivo al corazón, segundo que sufría esta semana.

De inmediato, el gobernador Aníbal Acevedo Vilá decretó tres días de duelo nacional.

El alcalde se encontraba en casa de unos amigos, en el barrio Monte Grande de Cabo Rojo, cuando sufrió el infarto, y sus amigos llamaron al sistema 911. De acuerdo con el informe policiaco, Padilla Ferrer llegó al Hospital Metropolitano sin signos vitales.

El cuerpo de Padilla Ferrer fue enviado a Medicina Forense para fines de autopsia.

Su cuerpo estará expuesto en la Funeraria Santa Ana, ubicada en la carretera PR-100, desde las 7:00 de la noche.

Según el informe de la Policía, la fiscal Yaritza Negrón se presentó al hospital y ordenó el levantamiento del cadáver.

"Esto ha sido una sorpresa, no lo podía creer. Se veía muy bien en la semana. Estamos hablando de un hombre joven, de 50 años, cumplidos el 26 de febrero", expresó compungida la vicealcaldesa Persa Rodríguez durante una conferencia de prensa en su municipio.

"El grupo de trabajo continuará en estos días haciendo nuestro trabajo. La función tiene que continuar", agregó al confirmar que asumirá interinamente la silla ejecutiva municipal.

El presidente de la Asamblea Municipal, Jaime Urbán, dijo que, de acuerdo a la ordenanza municipal que establece el proceso de sucesión en caso de muerte, Rodríguez asumirá la posición de alcalde interinamente en lo que el comité municipal del PNP en Cabo Rojo se reúne para escoger el próximo presidente y candidato a alcalde para las próximas elecciones.

"Con mucha tristeza recibo la noticia del fallecimiento del alcalde de Cabo Rojo, Santos Padilla Ferrer", expresó, por su parte, el gobernador Aníbal Acevedo Vilá.

"Fue en vida un servidor público de primera, donde en todo momento puso a su pueblo de Cabo Rojo por encima de cualquier interés político. Resultado de este compromiso fue sus continuas reelecciones como alcalde ininterrumpidamente desde el 1996. Hoy perdemos a un defensor de la política de altura y un ser de consenso para lograr sus sueños de progreso para su pueblo", agregó.

"A nombre del pueblo de Puerto Rico, de mi familia y en el mío propio, mis condolencias a sus familiares y compueblanos en estos momentos de dolor. Que Dios les brinde fortaleza y consuelo para superar estos tristes momentos. Decreto tres días de duelo por su fallecimiento", anunció el Gobernador.

Mientras, el presidente del Partido Nuevo Progresista, Pedro Rosselló González, afirmó que el legado de progreso y bienestar que deja como primer ejecutivo de ese municipio del oeste será muy difícil de igualar.

"Con su entrega, capacidad y sensibilidad, San transformó a Cabo Rojo en el gran pueblo que es hoy con su gran obra social y de infraestructura. Tenemos una gran deuda de gratitud con este hermano de ideal, quien desde muy joven se entregó en cuerpo y alma a defender a su pueblo, y a luchar por la igualdad para todos los ciudadanos americanos que residimos en esta patria", expresó Rosselló.

Por otro lado, el director ejecutivo del Partido Popular Democrático, Aníbal José Torres, manifestó que "independientemente de las diferencias ideológicas, Padilla Ferrer tiene nuestra admiración, por su defensa en todo momento hacia las causas y mejores intereses de los caborrojeños".