Familia de Juan Carlos exige que se les devuelva la paz

12/06/2012 |
El joven herido junto a Juan Carlos acudió al funeral, pero no emitió declaraciones.

Ponce. Juan Ruiz vivía con el temor de que su hijo cayera víctima de la violencia que vive el país, aseguró ayer frente al féretro de su único hijo varón, el más pequeño y quien el pasado viernes murió en un ataque a tiros ocurrido en el casco urbano de esta ciudad.

“Uno de mis temores era que mi hijo me faltara”, dijo el hombre frente a decenas de personas que acudieron a la funeraria. “Jamás pensé que en mi vida iba a tener que hacer esto”, expresó.

Los restos de Juan Carlos Ruiz Vega, de 18 años, fueron sepultados al mediodía de ayer en el camposanto Cristo Resucitado, en El Tuque, comunidad de donde era oriundo. Decenas de personas llegaron al lugar, algunas eran estudiantes de escuela superior que portaban pancartas con mensajes como: “Puerto Rico no quiere llorar más por inocentes”.

“Los supuestos derechos civiles han hecho esclava a la gente (inocente)”, dijo el padre de Juan Carlos mientras lo despedía. “Nuestro llamado es a las autoridades. Quisiéramos que tomaran medidas drásticas. Ahora es que están tomando las medidas. Tenían que esperar que mi hijo, un joven emprendedor y bueno, tuviese que caer de esa forma”, lamentó el hombre.


Juan Carlos murió el viernes en la noche al final de la calle Méndez Vigo, al norte del casco urbano de Ponce. El menor que lo acompañaba recibió cinco heridas de bala. En una silla de ruedas, aún con vendajes, el adolescente acudió ayer al velatorio. Lo acompañaban sus padres. No expresó palabras. Tampoco se le vio entrar a la capilla.

Julia Vega, la mamá de Juan Carlos y quien utilizaba una camiseta con la foto de su hijo, explicó que la noche del viernes la familia se encontraba en el Club Náutico, en La Guancha, en Ponce, donde ella le tomó una foto a Juan Carlos y la puso en Facebook. Unos 45 minutos más tarde recibió la noticia de que su hijo estaba sin vida.

“Que la Policía haga su trabajo, queremos que se termine con la violencia ya”, expresó la madre de Juan Carlos. “Esto no tiene perdón, que pague (el autor del crimen). Esto no se hace”, dijo la mujer a la entrada de la capilla, donde fue velado el joven, la que estuvo llena de flores y muchas fotografías de Juan Carlos.

La tía de Juan Carlos, María Ruiz, lo describió como cariñoso. “Estaba demostrando una madurez que me sorprendía muchísimo, y yo se lo decía: ‘Lo estás haciendo bien’”, indicó.