Gobernador pide a responsables de la tragedia de El Prado que se entreguen

02/02/2013 | 07:10 p.m.
Instó a los responsables a entregarse a las autoridades al advertirles que no los dejarán de buscar.

El gobernador Alejandro García Padilla lamentó hoy la muerte trágica de seis personas, incluyendo cuatro niños, en el accidente automovilístico ocurrido anoche frente al residencial El Prado en Río Piedras y se comprometió a colocar en esa área el puente peatonal que están reclamando los residentes.

Además, el primer ejecutivo instó a los responsables a entregarse a las autoridades al advertirles que no los dejarán de buscar.

“Creo que tenemos que unirnos en oración para que Dios le de paz a los familiares de este accidente. Y a los que se dieron a la fuga, me parece a mí que pueden entrar en un ejercicio de su conciencia y entregarse. Nosotros no los vamos a dejar de buscar, así que lo mejor que les puede pasar es que se entreguen", dijo García Padilla en declaraciones escritas.

“Estamos muy tristes. Esta mañana (sábado) Wilma (Pastrana, primera dama) y yo nos levantamos con esas noticias y nos parece muy, muy lamentable. Creo que surgió en el pasado un reclamo de que se pusiera allí un puente peatonal en la luz. Ya he solicitado que se investigue de inmediato por qué no se había hecho y que se ponga para evitar una tragedia en el futuro”, adelantó el gobernador.

Según información policiaca, las dos mujeres, una de las cuales era bisabuela de algunos de los menores, así como cuatro infantes -tres niñas y un niño- atropellados cruzaban la carretera PR-181, frente al caserío El Prado en Río Piedras.

Se alega que el conductor venía a alta velocidad desde la calle Julio Andino y se saltó la isleta que separa esa vía con el expreso y los impactó.

Un segundo automóvil, un Toyota Corolla, color gris, que transitaba de Trujillo Alto y estaba en el carril del “solo” para virar hacia la calle Luis Muñiz, fue golpeado por el auto y se desvió hasta la esquina contraria a la parada de guaguas.

En el auto transitaba un matrimonio que recibió asistencia médica en un hospital de la zona metropolitana por heridas leves. Una menor de cinco años sobrevivió milagrosamente y se encuentra en condición estable en el Hospital Pediátrico del Centro Médico.