Inicia construcción del "Mall of San Juan"

09/20/2012 |01:44 p.m.
Tendrá 650,000 pies cuadrados, más de 100 tiendas y conlleva una inversión estimada de $405 millones.

Luego de doce años de litigios y preparativos, finalmente se colocó hoy la simbólica “primera piedra” de los que será el “Mall of San Juan”, el primer “centro comercial de lujo” de Puerto Rico, que debe iniciar operaciones dentro de dos años.

Este nuevo centro, contiguo a la Laguna San José y al lado de la salida sur del Puente Teodoro Moscoso, tendrá 650,000 pies cuadrados y conlleva una inversión estimada de $405 millones.

Este proyecto enfrentó la férrea oposición de las Empresas Fonalledas, propietarios de Plaza Las Américas, que reclamaron ante los tribunales posibles daños por su construcción a tan poca distancia. También tuvo que batallar en sus inicios contra intentos gubernamentales por detenerlo y utilizar esos terrenos para otros fines.

William Taubman, principal oficial de operaciones de Taubman Centers, Inc, empresa que operará el centro comercial, afirmó que las gestiones para atraer comercios al mismo están avanzadas y aseguró que al menos un 60 por ciento de las tiendas que tendrán serán nuevas para Puerto Rico.

Las principales atracciones, sin embargo, serán las tiendas Saks Fifth Avenue y Nordstrom Caribe, ambas consideradas de consumo de alto nivel. En total, se adelantó, contará con cerca de 100 tiendas y restaurantes.

 Luis Rivera Ortiz presidente de New Century Development, desarrolladores del proyecto, pronosticó que esta instalación comercial se convertirá en epicentro del comercio, no solo de Puerto Rico, sino de todas la región del Caribe.

 El gobernador Luis Fortuño, que participó también de la ceremonia de inicio de construcción, celebró que este proyecto generará 2,000 empleos durante su etapa de construcción y 3,000 plazas cuando inicie su operación.

Al destacar la llegada a Puerto Rico de Saks Fifth Avenue y Nordstrom, afirmó que “estas tiendas no sólo significan la expansión en la oferta de productos de alta calidad, sino que también sirven de atractivo turístico de alto poder adquisitivo que resulte en una mayor inversión en la economía puertorriqueña”.

Taubman aseguró que su empresa se envuelve con las comunidades donde opera y para demostrarlo anunció un donativo inmediato de $10,000 para el Programa del Estuario de San Juan.