Jorge Bracero, el de la AEE, ya es papá

Por Primerahora.com 11/14/2017 |04:50 p.m.
Hoy nació su hija y lo anunció por Facebook. (Archivo)  
El empleado de la AEE mantiene informado a los ciudadanos -a través de Facebook- de los trabajos que hacen a diario las brigadas de la autoridad.

Jorge Bracero, el hombre que nos ha mantenido al tanto por las redes sociales de los trabajos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en esta emergencia ya tiene “luz” en su casa. 

Pero esa “luz” no es de la que produce la AEE, si no que emana del nacimiento de su primera hija.

“No ha llegado la luz eléctrica a casa. Pero ha llegado la luz a nuestras vidas. Nuestra hija Leia. Ha nacido hoy! Gracias por las bellas vibras, porque está saludable y que todo salió bien!”, escribió por facebook el Operador Auxiliar 2 de la AEE que se ha dado a conocer por su labor desde el paso del huracán María por Puerto Rico.

Los mensajes de felicitaciones no se han hecho esperar y han inundado su "post".

El empleado público llevaba tiempo posteando en su cuenta cómo se recuperaba el sistema energético tras eventos de emergencia, incluyendo el apagón general ocurrido en septiembre de 2016.

“Esto (el boom) es una respuesta abierta a lo que pasó con María. En Irma también lo hice. Cuando pasa ese tipo de situación todo el mundo sabe que yo trabajo en la AEE y me dice: ‘mira, ¿qué pasó, cuándo llega la luz?’, y por lo general empezaba a hacer pequeñas comunicaciones y les decía: ‘esto va a pasar, se está trabajando con esto’, pero como estos eventos no duraban más de cuatro o cinco días realmente no tenían el mismo impacto”, dijo a este diario la semana pasada.


“Yo lo vi como una responsabilidad mayor, porque ya a las dos semanas el caos mediático era muy fuerte. La radio era lo único que estaba funcionando y el caos que se sentía en la manera en que hablaban los demás entiendo que no estaban haciéndole un bien a las personas, que las estaban poniendo más estrésicas”, mencionó al agregar que muchas veces “la jerga” que usan ellos no se entiende en la calle.

Regresa a la portada