Joseph Acabá: “La Luna no es de queso”-VÍDEO

02/06/2013 |
El astronauta comparte sus experiencias de su última misión en la Estación Espacial Internacional.

¿Cómo se siente flotar en el espacio? ¿Es difícil caminar con el traje espacial? ¿Cómo se ven las estrellas? ¿Cómo vas al baño? ¿Qué comes? ¿Te da miedo estar allá? ¿Te sentiste triste en algún momento? ¿Cuándo vas a volver al espacio?

Esas fueron algunas de las preguntas que le hicieron ayer al astronauta puertorriqueño Joseph M. Acabá decenas de estudiantes de diversas escuelas del casco urbano de Río Piedras, que tuvieron la oportunidad de compartir con el científico en el Huerto, Vivero y Bosque Urbano Comunitario de la comunidad de Capetillo Abajo.

El astronauta, de la National Aeronautics and Space Administration (NASA), les habló a los alumnos sobre sus experiencias espaciales y les obsequió una foto de la isla de Puerto Rico que él mismo tomó desde el espacio en su última misión, la que culminó en septiembre y duró cuatro meses.

Durante la charla, que se dividió en tres sesiones de una hora cada una, Acabá les mostró a los estudiantes un vídeo sobre su entrenamiento y les habló de su aventura en la Estación Espacial Internacional.

“La sensación de estar en el espacio es como nadar en el agua, pero mucho mejor”, les dijo en español, aunque por momentos les hablaba en inglés.

Edauri Navarro, estudiante de cuarto año de la Escuela Especializada en Matemáticas de University Gardens, le preguntó de qué material estaba confeccionado el traje espacial. “Tiene diferentes capas, adentro es como una goma, y si se va la presión en la cápsula, podemos sobrevivir”, le contestó, para agregar que el material no es flamable. “Si hay fuego, no se quema”, explicó.

“¿Cómo usted logró trabajar para la NASA?”, le preguntó Miguel González, otro estudiante de noveno grado de la misma escuela. Acabá le dijo que “hay que tener mucha suerte, mucha suerte”. Le indicó que mucha gente “cree que ser astronauta es muy difícil y, como todo trabajo, hay que solicitar. Puedes ser ingeniero, maestro, médico”, le respondió, no sin advertirle que hay que tener experiencia.

Edgard Sánchez, estudiante de octavo grado de la escuela José Celso Barbosa, le preguntó si sintió miedo. “Uno se siente ansioso, pero miedo como tal, no. Sabemos cómo reaccionar. Nos preparan para eso. Ahora, si es algo muy malo, no podemos hacer nada”, sostuvo Acabá. “Las estrellas son más brillantes... La Luna no es de queso”, le dijo cuando el jovencito le preguntó cómo se ven los astros de cerca.


A preguntas de Jean Pierre, del Colegio San José, Acabá dijo que la comida no tiene aire ni líquido. Llevó muestras de café, jugo de china y hasta M&M’s. Contó que no pueden comer pan, que el agua se recicla de la orina y el sudor, y que dormía en una bolsa.

Una de las preguntas curiosas que se tomó tiempo para explicar fue la de cómo hace sus necesidades en la cápsula. “No es fácil. Por la microgravedad, las cosas flotan. Para hacer el número uno, tenemos un tubo con un poquito de succión. Hacer el número dos es un poquito más difícil. Hay que usar un guante y también tenemos un poquito de succión. Todo va a una funda, como un zafacón, y luego a la cápsula”, detalló el astronauta, quien también contestaría preguntas a los estudiantes de la escuela secundaria de la Universidad de Puerto Rico.

“Estoy aquí para compartir con los jóvenes. Como yo era maestro antes, para mí es un placer compartir con ellos y darles consejos de que es importante seguir con los estudios y que algunas veces los sueños se pueden lograr”, dijo Acabá, nacido en California y de padres puertorriqueños.

“Me siento muy bien y conociendo jóvenes como ella que son muy inteligentes y que yo sé que son el futuro. Quiero que ellos sepan que pueden hacer todo lo que ellos quieren hacer”, dijo refiriéndose a la joven Edauri Navarro, quien confesó que “nunca pensó que lo iba a conocer”.

“Siempre es interesante. Como maestro sé que algunas veces hay preguntas que no son muy cómodas, pero ellos quieren saber cómo es la vida en el espacio. Me gusta hacer charlas con grupos pequeños”, dijo Acabá cuando la prensa le cuestionó qué le parecieron las preguntas de los estudiantes.

¿Cuándo vuelve al espacio?

Ahora no. Estoy llegando. Hace cinco meses que regresé y me gustaría ir otra vez porque esos cuatro meses se fueron demasiado rápido. Quiero regresar a la estación y vamos a ver sin en el futuro vamos a la Luna o a otro planeta. Los jóvenes que están aquí hoy van a ser los astronautas del futuro. Yo seré demasiado viejo, sé que no voy a Marte, pero uno de ellos de los que están aquí hoy podría ir. Vamos a ver si yo puedo estar sentado para escuchar los cuentos de los jóvenes que hoy están aquí.

La actividad fue organizada por el Centro de Acción Urbana, Comunitaria y Empresarial de Río Piedras, de la Universidad de Puerto Rico, y el Instituto Internacional de Dasonomía Tropical, del Servicio Forestal federal. La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz dio la bienvenida a Acabá.

Itinerario de Acabá

El astronauta Joseph M. Acabá  se encuentra de visita en Puerto Rico para participar en varias actividades.

El domingo, el astronauta puertorriqueño  ofrecerá charlas al público sobre sus experiencias en el espacio  en el Distrito de Convenciones. Las charlas serán a la 1:00 y 2:00 de la tarde, libres de costo, y son parte de la  Competencia Latinoamericana de Robótica 2013, que se celebrará este fin de semana.

La competencia se dedicará a Acabá, un ex maestro de ciencias y matemáticas.

En el evento,  el Puerto Rico Institute of Robotics (Prior) buscará conformar los equipos que representarán a la Isla en la actividad mundial de robótica. Esta se celebrará en abril próximo en Anaheim, California, informó el presidente de Prior, Wence López. “‘Joe’ Acabá siempre ha colaborado con Prior y nos ha apoyado en nuestra misión de inspirar a los estudiantes a que continúen en la escuela y, a través de los estudios, logren alcanzar metas altas. Joe es un gran ejemplo para los estudiantes e inspira a muchos de ellos, apoyando así nuestra misión. En nuestros programas, los estudiantes aprenden mientras disfrutan y lo que se aprende de esa manera nunca se olvida”, dijo López.

El experto indicó que solo 16 grupos tendrán oportunidad de viajar a Estados Unidos. De estos, ya tres grupos fueron seleccionados en un evento de la Liga Puertorriqueña de la Robótica. Entre los seleccionados se encuentra el adolescente Julián Martínez, de 14 años y estudiante de la Academia Wesleyana.