Jóvenes que abrazan un alma esta navidad

12/08/2012 | 06:50 p.m.
No todo está perdido. Al menos así lo creen Víctor Balbuena y Roberto González, líderes del grupo Alianza Comunitaria de la Universidad Interamericana de Puerto Rico del recinto de Bayamón.

Jóvenes decididos y comprometidos con la comunidad, dispuestos  a sacar tiempo en sus agendas sociales, de estudio, y de trabajo para servir y dar a otros de lo que tienen.

Parece algo difícil de imaginar, pero no todo está perdido. Al menos así lo creen Víctor Balbuena y Roberto González, líderes  del grupo Alianza Comunitaria de la Universidad Interamericana de Puerto Rico del recinto de Bayamón.

Alianza Comunitaria es un que surge, al igual que Iniciativa Comunitaria, del Dr. José Vargas Vidot.

Víctor Balbuena, presidente saliente de Alianza Comunitaria, comenzó desde su escuela superior a trabajar en el servicio comunitario. Víctor fue reconocido en el 2011 con el Premio Alcalde a la Superación Juvenil en la categoría de Servicio comunitario y con la Medalla del Gobernador por su trayectoria en el servicio al prójimo.

“De granito en granito se hizo la mar, entiendo que según cómo van los resultados hasta ahora, los jóvenes podemos hacer un cambio y un movimiento. Ayudar y servir es algo contagioso”, expresó el joven de 21 años, estudiante de Informática, quien no pierde la fe en un país más solidario a pesar de la criminalidad.

Roberto González, mejor conocido como “Beto”, quien comenzó en esta asociación hace un año y se convertirá en presidente de la misma este próximo año, colabora mano a mano con Víctor.

Para Beto, Alianza se ha convertido en el método de manifestar el sentir por ayudar y volver a ser solidarios con el prójimo mucho más allá de barreras religiosas, políticas o raciales. El joven de 22 años, se ha destacado durante el pasado año en actividades que han impactado a la comunidad en el área del reciclaje, la solidaridad con los deambulantes, así como la repartición de servicios médicos y artículos de primera necesidad .

“Uno de los retos más grandes para mi es lograr que esta asociación impacte mucho más que solo la comunidad universitaria”, comentó el muchacho, también músico, cuando se le preguntó sobre lo que espera lograr en su presidencia.

“Yo no creo en las barreras o en las limitaciones. A mí no me importa quién tu eres, de dónde eres, qué estudias… únete y ayúdame a servir de ayuda”, añadió el estudiante de Gerencia Industrial,  cuando se le preguntó sobre cómo la comunidad puede a su vez respaldar iniciativas como las de Alianza Comunitaria.

Ambos líderes insistieron en que el  enfoque primordial es lograr hacer ese eco de  las buenas obras.  “Los buenos somos más y por cada noticia negativa en los medios, queremos que hayan cinco buenas”, concluyó Roberto.

Alianza comunitaria tiene como expectativa viajar el  año que viene a Haití e impactar vidas de hombres y mujeres necesitados, y aunque puede sonar retante, Víctor y Beto han puesto su fe en un Puerto Rico que tiene en sus propias manos el futuro de su gente.

Estudiantes  unidos a Iniciativa  para Abrigar  un alma esta navidad

Durante el mes de diciembre, Alianza Comunitaria se unirá a Operación Compasión, un submovimiento de Iniciativa Comunitaria que  por quinto año consecutivo se unió a la megatienda estadounidense Walmart, donde se podrán adquirir las sábanas, que serán distribuidas por Iniciativa en sus rondas nocturnas. Personas de todas las edades colaboran con este movimiento. María Jose Jiménez y Paola Ramírez González, ambas de 13 años, se dieron cita hoy en el Walmart de Plaza del Sol  junto  a Marielis Navarro, su maestra de español en La Escuela Laboratorio de la Universidad Interamericana, para ser parte de la iniciativa de abrigar un alma en esta temporada. 

Junto a ellas asistió el doctor Rafael Nieves, consejero del grupo Alianza Comunitaria , Ruth Acevedo , voluntaria de American Health Medicare y la maestra retirada Maritza Ramírez, quien dijo haber esperado con ansias, por cuarto año consecutivo a que comenzara esta campaña. 

“Tengo fe de que vamos a levantar más líderes como Vidot. Tengo fe de que esto va a hacer un gran cambio”, comentó la mujer de 76 años.

La venta de las frisas comenzó el pasado 30 de noviembre, y continuará hasta la víspera del Día de Reyes, 5 de enero. Las frisas estarán disponibles en todas las tiendas los viernes, sábados y domingos a un costo de $10 que serán donados a los deambulantes.