Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

¿Le pagan igual que a un hombre por su trabajo?

Por Primerahora.com 03/07/2018 |11:45 p.m.
Mujeres de diversas profesiones hablan de su experiencia sobre la equidad salarial.
 

Leyre Santaella (abogada y exvoleibolista)

“Si me preguntan como profesional del derecho, mi contestación es que no. Si me preguntan como exvoleibolista de Puerto Rico, tengo que confesar que, como directora del torneo masculino, he tenido acceso a información de salarios que son bastante equitativos en ambas ramas.  Sin embargo, la cultura en general es pagarle más a un hombre que a una mujer. Por alguna razón, los patronos piensan que los hombres tienen más que aportar que una mujer. Además, ven a la mujer como un liability, no como un asset”

Ivelisse Echevarría (exsoftbolista y directora deportiva en Guaynabo) 

“Mi labor en Guaynabo siempre fue reconocida, respetada y bien remunerada. Obviamente, tuve que trabajar duro porque cada día era un reto por mantener los estándares establecidos al tiempo en que tenía que pensar en cómo superarlos. Aún sintiéndome afortunada en ese aspecto, creo que en términos generales y en este tiempo todavía la mujer no está remunerada de acuerdo a su capacidad laboral en comparación con el hombre. Lamentablemente, la lucha por esa igualdad será eterna mientras sigan ocupando puestos de liderato decisional los hombres con mentes huecas o retrógadas, reacios a evolucionar de acuerdo a los tiempos y que insisten en ver a la mujer como menos o como competencia y no como aliada inteligente y capaz”.

Beverly Ramos (Atleta)

“La igualdad de género ha avanzado en los deportes exponencialmente, pero falta aún por hacer. Hay que continuar apoyando a las mujeres en posiciones de liderazgo en la cual todavía están muy por debajo en comparación con los hombres. Entiendo que hay mucho potencial femenino listo para producir en nuestra nación”.

María Zayas (pelotera)

“Yo no necesito cobrar para jugar. Me apasiona lo que hago. Si lo comparamos con los varones (su salario), claro que no es justo”.

Blanka Paloma (empresaria y cantautora) 

“Cuando estuve empleada, no. El mismo cargo que yo tenía lo tenía un hombre y le pagaban mucho más. En una compañía privada -que no voy a decir el nombre- había más beneficios para ellos que para mí. Por eso decidí emprender en mi propio proyecto”. 

Iveliza Rosado (guardia de seguridad) 

“Ha sido el trato igual, no ha habido preferencia, todo ha sido con igualdad, respeto en mi profesión y la compañía; por esto estoy satisfecha. En otros trabajos sí ha habido preferencia por los hombres, cuando estaba en mantenimiento. Para una posición mayor les daban prioridad a los hombres”. 

Jossie Jiménez Suárez (dependiente en una tienda de ropa)

“Todo por igual, el trato, la paga, todo por igual. No hay preferencia por los hombres”. 

Migdalia Medina Jiménez (técnica veterinaria)

“Trato igual, todo normal y yo que soy feminista a otro nivel créeme que no hay nada fuera de lugar en mi trabajo, por ahora. En otras posiciones que ocupé (tienda de arte) sí, pero pude cambiar muchas cositas en el último trabajo que tuve en ese sentido de machismo”. 

Carla Calderón (cocinera) 

“Siempre, como son varones, les pagan más… los caballeros ganan por hora (lo que) viene siendo casi $6 más por hora. Para posiciones de gerente o supervisor, casi siempre escogen más varones que a nosotras las damas”. 

Mildred Santos (operadora)

“Ahí se ganaba igual, pero depende del tiempo se gana más. Ganábamos igual, depende de los años de experiencia que tuviéramos”. 

Francheska Carrasquillo (asistente de gerente, restaurante de comida rápida) 

“Me pagan bien por mis estudios, por mi experiencia. Entiendo que en mi caso no hay ninguna desigualdad, porque me pagan por lo que realizo”.

Regresa a la portada