Llegan el sábado a Puerto Rico los restos de Ramón Power y Giralt

Por Rebecca Banuchi 04/01/2013 | 07:27 p.m.
A 200 años de su muerte, los restos de Ramón Power y Giralt, primer diputado puertorriqueño en las Cortes de Cádiz, arribarán a la Isla el sábado en un buque de la Armada Española.
A 200 años de su muerte, los restos de Ramón Power y Giralt, primer diputado puertorriqueño en las Cortes de Cádiz, arribarán a la Isla el sábado en un buque de la Armada Española. (xavier.araujo@gfrmedia.com)  

A 200 años de su muerte, los restos de Ramón Power y Giralt, primer diputado puertorriqueño en las Cortes de Cádiz, arribarán a la Isla el sábado en un buque de la Armada Española, y el gobierno y otros sectores a cargo de su traslado confían en que su llegada logre rescatar la memoria de uno de los primeros próceres puertorriqueños.

El osario que contiene los restos del militar y político fallecido en 1813 llegará a bordo del Buque Juan Sebastián de Elcano a eso de las 8:30 a.m. del sábado, y será escoltado por la Guardia Costera de Estados Unidos alrededor de todo el Viejo San Juan, desde el Castillo San Cristóbal hasta el Muelle 1, donde anclará la nave, y luego oficiales de la Marina de Guerra española harán la entrega oficial al gobernador Alejandro García Padilla en el Arsenal de la Puntilla.

Acompañado por los integrantes de la Comisión Puertorriqueña sobre el Traslado y la Recepción de los Restos de Ramón Power y Giralt, García Padilla resaltó que el exrepresentante de la Isla ante el gobierno de España fue un fiel defensor de la puertorriqueñidad, y desde las Cortes de Cádiz luchó por eliminar el trato desigual por parte del gobierno español, y viabilizó el libre comercio y mayores oportunidades económicas para el país.

"Es hora de que, con los altos honores, Puerto Rico reciba de vuelta, desde el mismo lugar donde zarpó, al primero de sus próceres", sostuvo el primer ejecutivo durante una rueda de prensa en la sede del Fideicomiso de Conservación, que ocupa hoy la que fue la residencia de Power y Giralt en el Viejo San Juan.

"Con Power, se inscribió el reconocimiento de la puertorriqueñidad como un pueblo distinto al resto del hemisferio", sostuvo.

La idea de mudar los restos de Power y Giralt comenzó en 1960, por iniciativa del arqueólogo e historiador Ricardo Alegría, pero no fue hasta el 2001 que se formalizó cuando bajo el liderato del entonces presidente cameral, Carlos Vizcarrondo, se creó una comisión integrada por científicos de Puerto Rico, Estados Unidos y España, que tuvo la encomienda de identificar genéticamente los remanentes del prócer, que yacían en la Iglesia de San Felipe Neri, en Cádiz.

"(Los restos) estaban entremezclados con 11 restos adicionales de otros delegados 'doceañistas' de la Constitución de 1812, de manera que la tarea de identificación fue harto interesante", manifestó Vizcarrondo, hoy juez del Tribunal de Apelaciones.

Cuando murió Power y Giralt víctima de la fiebre amarilla, los diputados solían ser enterrados en el mismo cementerio en Cádiz, pero en 1931 se acordó llevarlos todos a un mausoleo especial en la Iglesia San Felipe Neri, pero el proceso se hizo de manera "poco científica y desordenada", según el cónsul español en la Isla, Eduardo Garríguez, lo que provocó que se mezclaran con otros restos.

El trabajo de la comisión durante la pasada década quedó inconcluso, pero el trámite del traslado continuó bajo la tutela del arzbispo de San Juan, monseñor Roberto González Nieves, quien este lunes resaltó que la llegada de los restos a Puerto Rico permite rescatar la figura de Power y Giralt en la conciencia de los puertorriqueños.

"Es importante para Puerto Rico recuperar su memoria histórica, y en ese contexto el retorno de los restos de Ramón Power y Giralt significa un momento de esclarecimiento, concientización, de dar un nuevo impulso a nuestra identidad", enfatizó el monseñor González Nieves.

Pero el evento no solo recobrará esas memorias para aquellos ajenos a la vida y obra de Power y Giralt, pues su descendiente Rafael Power reconció que la ocasión también ha permitido a la familia redescubrir su legado.

"Esto es un despertar para la familia Power. Ramón Power es algo que nosotros conocíamos, pero aun así, al igual que muchos puertorriqueños, no sabíamos mucho de Ramón Power, pero ahora y en las últimas semanas, Ramón Power ha despertado interés en Puerto Rico", manifestó el hombre de 64 años, único representante de la familia presente y quien dijo que se enteró de la actividad al leer la prensa durante la mañana.

El senador Jose Nadal Power, quien integra la comisión a cargo del traslado, había sido hasta ahora el representante de la familia, pero se excusó de la conferencia.

Una vez se concrete la entrega cerca de las 10:00 a.m. del sábado, habrá un recorrido con el osario por varias calles del Viejo San Juan, y se detendrá momentáneamente en la calle Tetuán 155, donde ubicaba la residencia del prócer. Posteriormente, serán trasladados hasta el Capitolio, donde la Asamblea Legislativa le rendirá honores.

Los restos permanecerán en la Casa de las Leyes hasta el domingo, cuando pasarán a la Catedral de San Juan, donde el arzobispo oficiará una misa en su memoria a las 11:00 a.m.

El Departamento de Estado será custodio de los restos de manera temporera, hasta que la familia de Power y Giralt junto al arzobispo de San Juan determinen conjuntamente cuál será el sepulcro final.

El traslado, cuyo costo no se precisó, será financiado por el gobierno de España, se indicó.