Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Marchan contra el odio y el discrimen a comunidades LGBTTIQ

Por Femmy Irizarry Álvarez 05/17/2017 |07:00 p.m.
La marcha partió esta tarde de la avenida Universidad para llegar hasta la Plaza de la Convalecencia, en Río Piedras. ([email protected])  
Participantes exigieron que se garanticen “los servicios de salud del país”.

“Nos indignamos sabiendo que vivimos en un país en donde alguien como el agresor y criminal Héctor O’Neill sigue en la calle y ocupando la alcaldía (de Guaynabo)”.

Esas fueron algunas de las expresiones de Amárilis Pagán, la oradora de la marcha conmemorativa del Día Internacional Contra los LGBTTIQ Fobias, que partió esta tarde de la avenida Universidad para llegar hasta la Plaza de la Convalecencia donde se unieron a la actividad en honor al ex preso político Oscar López.

Pagán, portavoz del Comité Amplio para la Búsqueda de Equidad (CABE), denunció y acusó “cómo agresores y asesinos a quienes utilizan sus púlpitos, los espacios políticos y los medios de comunicación para fomentar prejuicio y propagar mentiras sobre nuestra humanidad y nuestras diversidades”.

La también directora ejecutiva del Proyecto Matria, mencionó por su nombre a la representante María Milagros Charbonier quien, dijo, insiste en perseguirlos.

Recordó que en el 2013, “mientras se luchaba por prohibir el discrimen contra las personas LGBTTIQ, políticos del Partido Popular Democrático y el Partido Nuevo Progresista se reunían con religiosos fundamentalistas en sus oficinas para conspirar contra la equidad. Políticos, como María Milagros Charbonier… que se atrevió a decir en el Hemiciclo de la Cámara que si su Dios no podía estar allí ella tampoco. En un estado laico la respuesta del público ese día fue ‘vete’, pero allí sigue. Nos preguntamos si es que está confundida y no se ha dado cuenta que debería estar en una iglesia y no en la Cámara de Representantes”.


Le advirtió a ella y a los otros proponentes del P. de la C. 1018, Guillermo Miranda y el presidente cameral Carlos "Johnny" Méndez, que no permitirán que esa medida "que pretende dar permiso para que nos discrimen", se apruebe.

"La libertad religiosa nunca debe ser una excusa para legalizar el odio y el discrimen. Cada político que guarda silencio ante estos actos es cómplice, sea del partido que sea, o sea independiente", indicó.

Pagán también mencionó hoy,  Día Internacional Contra las LGBTTIQ Fobias, al gobernador Ricardo Rosselló por la derogación “de la Carta Circular de Equidad de la Educación y los  incisos de la carta de uniformes sobre la vestimenta para los estudiantes trans”. Tampoco “olvidamos ni pasamos por alto las acciones de Thomás Rivera (Schatz) en el Senado (presidente de ese Cuerpo) cuando prohibió el uso de baños afines a la identidad de género o de las personas trans en el Capitolio”, sostuvo la licenciada.

Afirmó que “somos personas”, aunque la Legislatura lo dude “y por eso eso tiene una agenda para acabar con nuestra humanidad. Somos personas aunque algunas iglesias sólo nos consideran pecadoras”, argumentó. 

Por su parte, Osvaldo Burgos, también portavoz de CABE, que agrupa a diversas organizaciones que luchan por la equidad, sostuvo que “no solo tenemos un gobierno en alianza con el sector fundamentalista religioso, sino que como país enfrentamos múltiples medidas de austeridad que al sumarse al discrimen por orientación sexual o identidad de género se conviertan en una fórmula perfecta para aniquilarnos como seres humanos con derecho a vivir, amar y ser felices”.

El grupo también rechazó “toda medida de austeridad que empobrezca la calidad de vida de nuestro país. Repudiamos la venta de nuestras playas, el cierre de escuelas; nos solidarizamos con las personas cuyas pensiones están en riesgo. Repudiamos la Reforma Laboral y los intentos del gobierno y el sector privado para quitar derechos y horas de trabajo a la clase trabajadora”, sostuvo Pagán.

Finalmente, tras apoyar a los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico que están en huelga y manifestarse en contra de los recortes propuestos por la Junta de Supervisión Fiscal, exigieron que se garanticen “los servicios de salud del país”.

“Queremos un país de equidad, justicia y paz para todas y todos, independientemente de su orientación sexual o identidad de género”, mencionó la licenciada.

“Hoy 17 de mayo es un día para afirmar nuestra humanidad y nuestro derecho inalienable, indiscutible y absoluto a la libertad; porque no hay marcha atrás hasta la equidad”, agregó. 

Regresa a la portada