Marchan en Llorens por el amor, los valores y un sueño hecho realidad

02/15/2013 |08:26 p.m.
Durante la marcha, que salió desde el centro comercial Norte Shopping Center y terminó en el parque de pelota del caserío, diez líderes comunitarios recibieron pancartas que leían los valores que se querían reforzar: paz, familia, bondad, honestidad, responsabilidad, respeto, no más violencia, prudencia, no drogas y por la vida. (andre.kang@gfrmedia.com)  
Hace casi dos meses que no se registra ningún incidente de violencia entre los residentes del complejo de apartamentos.

Con la marcha "Camino por amor", en la que se pregonaron diez conceptos y valores sociales, la gente del caserío Luis Llorens Torres en Santurce, celebró este viernes en la tarde dos grandes noticias para los suyos.

 Hace casi dos meses que no se registra ningún incidente de violencia entre los residentes del complejo de apartamentos, en el que antes vivían en guerra interna, pero que los ánimos se calmaron tras una alianza gestada por el barbero Misael Ayala con los jefes de los sectores: Los 20 y Calle 4.

 Eso es motivo suficiente para estar felices, pero la comunidad también festejó que la obra teatral de mensaje social "Por Amor en el Caserío", soñada, escrita y empujada por uno de los suyos, Antonio Morales, se convertirá próximamente en una película.

 “Estoy que ni me lo creo, estoy bien emocionado. Esto es un sueño hecho realidad... literalmente”, dijo Morales.

 La pieza teatral, que es protagonizada por residentes de Llorens Torres y que lleva unos 12 años presentándose itinerantemente en varias salas de teatro en el país, se convertirá en un filme de la de mano Cinecoop.

 Este también es un logro y una celebración de la paz.

 “Para los jóvenes de Llorens esta paz de ahora les representa estar libres dentro de su propio residencial”, dijo el presidente de Cinecoop y productor ejecutivo de la película, Hipólito “Polo” Avilés.

 “Estoy feliz, emocionada, motivada. Vi la obra y dije que quería formar parte de este proyecto tan hermoso. Ver lo que Antonio ha hecho aquí en el residencial es de motivación”, dijo la actriz Sully Díaz, quien participará en la película en el personaje de Josefina.

Durante la marcha, que salió desde el centro comercial Norte Shopping Center y terminó en el parque de pelota del caserío, diez líderes comunitarios recibieron pancartas que leían los valores que se querían reforzar: paz, familia, bondad, honestidad, responsabilidad, respeto, no más violencia, prudencia, no drogas y por la vida.

“Estamos aquí por nuestro caserío. Estamos aquí por un cambio”, dijo Tania Perales, cuando recibió el primer cartel que proclamaba la paz.

Al final del camino, las cerca de 300 personas que marcharon prendieron una vela y leyeron un juramento que prometía “vivir una vida sin violencia y sin drogas. Procurando mejorar la calidad de vida de mi residencial”.

 “Esto marca la iniciación de la filmación de la película. Estamos echándole la bendición y que mejor que hacerlo con nuestra gente, con nuestra comunidad”, destacó Morales.

La actividad de este viernes quedó registrada para usarse en el "making off" del filme.

 La grabación, como tal, comenzará el 18 de marzo próximo, y se extenderá hasta el 19 de abril. Serán 21 días de filmación no continuos. El 85% del material será grabado en Llorens Torres, el otro 15% en el Viejo San Juan y Loíza, entre otros lugares.

 En horas de la mañana, con el fondo musical del clásico Verde Luz, escrito por el mocano Antonio "El Topo" Cabán Vale e interpretado el grupo de flautistas Zumbadores de Llorens, se develó un cartel de prevención de violencia en Llorens Torres, como parte de la celebración por la paz.

 El cartel, recordatorio de la libertad, tranquilidad y alegría que provoca esa paz, lee: La comunidad se pone de pie contra la violencia.

“Esta es la celebración de dos meses sin violencia. La celebración de que los dos sectores han respetado el acuerdo. Y hoy dos comunidades se unen para instalar rótulos de una campaña de prevención”, dijo Manuel Cosme, director ejecutivo de la Alianza Sicosocial, una de las entidades gestoras de esta actividad.

La segunda comunidad a la que Cosme aludió fue al caserío El Prado en Río Piedras, la que hace par de semanas fue sacudida con un accidente de tránsito que cobró la vida de seis personas, incluyendo cuatro niños de entre los 10 meses de edad hasta los nueve años, más dos adultos, y resultó herida con fracturas una niña.

Los Zumbadores de Llorens son un grupo de estudiantes de la escuela elemental Luis Rodríguez Cabrera, ubicada en Llorens Torres, y se llaman así porque interpretan las melodías con flauta dulce.