Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Marchan para pedir que no se dispare al aire en la Navidad

Por Sara Del Valle Hernández 12/01/2015 |11:38 a.m.
La actividad culminará en el Centro de actividades del residencial. ([email protected])  
La comunidad del residencial Manuel A. Pérez, en San Juan, es acompañada en su reclamo por líderes políticos.

Al ritmo del estribillo “No más balas perdidas a la humanidad, para que disfrutes esta Navidad”, el repique de panderos y mucho entusiasmo, cientos de personas marcharon este martes por las calles del residencial Manuel A. Pérez, de San Juan, para como cada año pedir un detente a la práctica de disparar tiros al aire durante las festividades navideñas, particularmente durante la Despedida del Año.

La actividad, bautizada “Cruzada Nacional Contra los Disparos al Aire”, fue convocada por el líder de esa comunidad, Roberto Pérez Santoni, conocido como Papo Christian, quien celebró el hecho de que a la marcha de este año acudieron muchos niños y jóvenes.

“Me siento bien contento, agradecido de Dios. Aquí está representado todo el país. Desde el sector político gubernamental hasta las personas más sencillas. Pero lo más importante, es que esto está lleno de niños y gente joven”, expresó Papo Christian mientras caminaba hacia la glorieta del residencial, donde concluiría la marcha. 

“Antes éramos los adultos los que caminábamos. La semilla está sembrada. Sabemos ya que eso (la costumbre de disparar al aire en la Navidad) va a desaparecer del país. Esto es un éxito porque el país cree en la vida. Aquí lo más que hay son niños y jóvenes. Lo logramos”, agregó con júbilo el líder comunitario, que expuso que la cruzada era dedicada –precisamente- a los niños y jóvenes.

 
Marchan para pedir que no se dispare al aire en la Navidad

La comunidad del residencial Manuel A. Pérez, en San Juan, es acompañada en su reclamo por líderes políticos.


Papo Christian recalcó que el mensaje en contra de los tiros al aire ha calado en toda la ciudadanía. 

“El valor más importante es la vida, y aquí todo el mundo lucha por su vida. Este pueblo responde a la espiritualidad, al sentimiento, y cuando se le habla con honestidad y con respeto, la gente te responde. Yo estoy bien emocionado”, dijo.

En medio de la multitud, los amigos Mairon Ramos, de 16 años, y Luis R. de los Santos, de 17, confirmaron las palabras de Papo Christian, en el sentido de que los jóvenes estaban conscientes de la importancia del mensaje que se compartía durante la marcha.

“Esta actividad es muy buena porque nos ayuda a crear conciencia de no más balas al aire. Los jóvenes estamos motivados. Tenemos que ayudarnos y cuidarnos porque somos el futuro. Además, nosotros no queremos recibir malas noticias en la Navidad, esta es una época para disfrutar con la familia”, expresó Ramos, vecino de Manuel A. Pérez.

“No queremos más balas al aire porque pueden matar niños y personas inocentes. Debemos apoyar esta marcha para que otros jóvenes no tiren más balas al aire”, formuló De los Santos, quien vive en la barriada San José, pero suele ir a Manuel A. Pérez a jugar baloncesto.

Como es costumbre, a la jornada asistieron líderes políticos, como el presidente del Senado, Eduardo Bhatia; la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, y el candidato a alcalde de San Juan por el Partido Nuevo Progresista, Leo Díaz, entre otros. Asimismo, estuvo presente el superintendente de la Policía, José Luis Caldero López, y el asesor Técnico de Cumplimiento (TCA, por sus siglas en inglés) de la Policía de Puerto Rico, Arnaldo Claudio.

De hecho, Caldero López también se mostró entusiasmado con la asistencia a la actividad, y expresó que se siente optimista de que por tercer año consecutivo no haya víctimas producto de balas perdidas.

“La Policía dice presente hoy, y lo que esperamos es que se una todo el pueblo de Puerto Rico para que este año, sea el tercer año sin incidentes que lamentar, como lo fue 2013 y el 2014. Para eso tenemos que trabajar y eso es lo que estamos haciendo”, acotó Caldero López, que igualmente destacó la abundante presencia de jóvenes en el recorrido.

Según datos suministrados por la Policía, entre 1999 y el 2007, 60 personas resultaron heridas, mientras otras cuatros murieron por disparos al aire durante la noche de despedida de año. 

Para 2008, sólo se reportó un herido. En el 2009, hubo tres heridos, pero ningún muerto. En el 2010, hubo un muerto y dos heridos. Al año siguiente, también se reportaron tres heridos y una muerte. Los últimos dos años, 2012 y 2013, no hubo muertos. Sin embargo, en el 2012 resultaron heridos tres ciudadanos, mientras en el 2013 nadie salió lesionado.

“Ella me tiene aquí”

Otro ciudadano que participó de la actividad fue Carlos Negrón, papá de Karla Michelle Negrón Vélez, de 15 años y quien falleció a consecuencia de una bala disparada durante la Despedida de Año de 2011. El hombre, que a raíz de lo que le sucedió a su hija se ha convertido en un portavoz en contra de los disparos al aire, manifestó que el recuerdo de su hija lo lleva a participar de jornadas como la de hoy.

“Ella me tiene aquí desde hace cuatro años. Mientras Papa Dios me dé fortaleza, yo voy a seguir. Mientras ella me guíe, voy a ir a toda la Isla llevando el mensaje que por la dignidad de una vida, ni una bala más perdida. No hay que disparar al aire, no hay que hacer este tipo de acto para uno celebrar. Yo espero que este primero de enero, busquemos donde nació el primer bebé y no donde hay un herido”, dijo Negrón.

“La actividad ha sido muy emotiva. Cuando el pueblo se une, no importa la religión, no importa la política, todos triunfan, y eso se ha visto hoy”, expuso.

Regresa a la portada