Marchan por el acceso al cannabis

Por Istra Pacheco 04/21/2017 |00:00 a.m.
Los manifestantes entienden que hace falta orientación adecuada para que legisladores y público en general dejen de criminalizar la planta. ([email protected])  
Emplazan al Gobierno a crear un buen proyecto de ley que regule la marihuana medicinal.

Entre la esperanza de que seguirán ganando terreno y la preocupación ante la necesidad de una mayor educación, cerca de un centenar de personas marcharon ayer como parte del movimiento internacional 420 por la descriminalización de la marihuana.

El grupo salió en horas de la tarde del parque Luis Muñoz Rivera en San Juan, hasta las escalinatas del lado norte del Capitolio coreando “no somos criminales”.

Algunos encendieron sus pipas y cigarrillos en desafío.


([email protected])


En medio de los manifestantes, en su mayoría jóvenes, estaba Yvette Rivera, de 57 años, paciente de cáncer de seno, usuaria de aceite de cannabis. La mujer aseguró que fue gracias a ese producto que logró mantener su apetito y pudo descansar, al tiempo en que bajó su presión arterial mientras recibía tratamiento agresivo.

“El proceso de la quimioterapia es, sencillamente, horrible. Eso te mata el cáncer, pero te mata todo lo demás también. El dolor es bien malo: no te deja dormir y el ánimo, pues, por el piso... pero el cannabis te ayuda en el proceso. A mí me ayudo muchísimo”, afirmó.

A su juicio, falta mucha educación para que legisladores y personas dejen de criminalizar la planta.

“Yo digo que si la gente supiera el bien que a mí me hizo... si la gente pierde el miedo, yo sé que serían muchos los que se que se beneficiarían y por eso vine”, expresó.


([email protected])


Ricardo Olmedo, un hombre de 42 años y paciente de fibromialgia, relató que estaba con su vida destrozada y sin trabajo a causa de los dolores y los problemas de circulación.

“La primera vez que la usé, yo sentía como las capas de dolor cayéndose de mi piel. Es la única forma en la que te puedo explicar. Hoy estoy de pie gracias a eso”, aseguró.

Mientras, un especialista en crecimiento de la planta, que prefirió no identificarse, dijo que las agencias de gobierno están tardando demasiado en acelerar los procesos para que la gente pueda acudir a solicitar el producto por razones médicas, lo que deja en mala posición a inversionistas que trabajan con apenas el 10% de su capacidad de producción.

 
Marcha a favor del cannabis llega al Capitolio


“Con la reglamentación excesiva y con detener los permisos pierde todo el mundo: los inversionistas, los que se dedican a cultivar y, sobretodo, los pacientes”, criticó.

“El cannabis es una creación de Dios. No hay hombre que pueda crear algo tan milagroso”, argumentó un joven que tampoco se quiso identificar.

A la llegada del grupo a la Casa de las Leyes los recibieron los legisladores populares Miguel Pereira y Luis Vega Ramos, quienes a su vez emplazaron a los presidentes de los cuerpos Thomas Rivera Schatz y Johnny Méndez, así como a María Milagros Charbonier, a que entreguen un buen proyecto de ley que regule el cannabis medicinal.


([email protected])


“El estado de Colorado reporta que han vendido más de (mil millones) de dólares en marihuana. ¿Tú sabes lo que puede hacer este país con (mil millones de dólares) anuales? Vamos a dárselos a Centro Médico, a la Universidad de Puerto Rico, vamos a dárselo a los viejitos”, indicó.

Según Pereira, el Estado no debe penalizar que adultos decidan usar marihuana, porque es meterse con lo que la gente hace con su cuerpo, y lo comparó con lo absurdo que sería penalizar los tatuajes o las perforaciones.

“Si tú extrapolas los números de Estados Unidos, a base de por ciento, puedes deducir que el 46% de las personas no ha probado nunca la marihuana en Puerto Rico. Eso quiere decir que más de la mitad de la población sí. Pues, vamos a despenalizarlo y hacerlo bien”, pidió Pereira, exfiscal federal y exjefe de la Policía.


([email protected])


Vega Ramos, por su parte, dijo que hay que impulsar el uso medicinal que tanta falta hace ahora para muchos pacientes, ya que eso crea menos división, pero no se debe dar la espalda al tema.

“Está en juego la calidad de vida de pacientes de cáncer, de esclerosis múltiple, de paciente de dolencias crónicas, de epilepsia, ansiedad, que no se merecen esperar más tiempo por una ley que le dé certeza y acceso sensato, sensible y barato al cannabis medicinal”, manifestó.

Regresa a la portada