Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Nacen con el año nuevo

Por Osman Pérez Méndez / [email protected] 01/01/2018 |07:33 p.m.
Aliah Cathaleia Bryan Medina vino al mundo a eso de la 1:40 a.m. en el hospital Auxilio Mutuo de Hato Rey. ([email protected])  
Conoce a las primeras bebitas nacidas en el 2018.

Entre fuegos artificiales y conteos regresivos, la cigüeña sorprendió el 1ro de enero de 2018, a varias familias puertorriqueñas con la llegada de un nuevo integrante, cuyos últimos meses en el vientre de sus respectivas madres estuvo matizado por el paso del huracán María.

Ayer la desesperación quedó atrás y tienen con ellos a sus retoños.

Madruga Alanis

Una de las primeras en llegar al mundo fue Alanis Ortiz González, quien nació a las 12:44 de la madrugada de ayer en el Hospital Pavía de Santurce.

Maribett González Antonmarchi y Alberto Ortiz Rivera, orgullosos padres primerizos, no pudieron contener el júbilo al saber que tienen en sus brazos a uno de los primeros retoños de Puerto Rico para el Nuevo Año 2018.

“¡Está completamente saludable! Alanis está bien alerta y tranquila. Ella pesó 6 libras con 10 onzas y midió 18 ½ pulgadas”, expresó la madre a este diario.

“El parto comenzó a las 9:00 p.m. (del 31 de diciembre) y (el nacimiento fue a) las 12:44 a.m. Sin complicaciones, no requerí anestesia. Fue un alumbramiento ideal, muy bueno. Actualmente, a tan solo horas del suceso, estoy repuesta casi al 100%”, añadió.

Sin embargo, González -de 28 años- explicó que tras el embate del huracán María el embarazo se tornó más complicado y “retante”.

“La gestación tras el huracán fue bien complicada. Me frustré porque no esperaba pasar por un proceso tan especial en circunstancias tan complicadas. Siempre supe que debía mantenerme tranquila por ella, Alanis”, rememoró entre lágrimas la progenitora.

Y es que González Antonmarchi presentó anemia durante las 38 semanas de embarazo, lo que requería una alimentación alta en hierro para poder mantener los niveles de hemoglobina en su cuerpo.

“No conseguía alimentos verdes, por ejemplo espinaca o lechuga, para darle dieta saludable a la nena. Eso me generó mucha preocupación porque quería darle lo mejor y no podía”, puntualizó la entrevistada.

A pesar de los sinsabores, González Antonmarchi recibió el apoyo “incondicional” de su familia. Un pilar que aún después del alumbramiento la sostiene.

 
Aliah Cathaleia Bryan: la segunda bebé del 2018 en Puerto Rico

Nació en el Hospital Auxilio Mutuo, en Hato Rey, y sus padres dicen que fue "una experiencia brutal".


Pesaban que era niño, pero llegó Aliah

Radiante y llena de alegría estaba a pocas horas de haber dado a luz la joven madre de una de las primeras bebés del año, Aliah Cathaleia Bryan Medina, quien vino al mundo a eso de la 1:40 a.m. en el hospital Auxilio Mutuo de Hato Rey.

La joven Dallenys Medina, de Loíza y madre primeriza, tuvo un parto natural. La bebé pesó seis libras y siete onzas. El parto, aseguró, fue “un dolor brutal, pero una experiencia bien linda”.

“Al principio pensábamos que iba a ser nene, por lo que se vio en un sonograma. Pero a los seis meses nos enteramos que era nena. Ya habíamos comprado todo para nene”, dijo la mamá, que conversó con este diario justo después de darle el pecho por primera vez a la bebé.

Su pareja, el joven Isaac Jesús Bryan, de Carolina y también padre primerizo, no podía contener la alegría y celebraba que la nena se parece a él.

“Le corté el cordón umbilical y no le puedo quitar los ojos de encima. Se parece un montón a mí”, aseguró el papá. “Empezamos el 2018 superbién”.

Las emociones opacaban las penurias que significaron un embarazo marcado por la precariedad que dejaron los huracanes Irma y María en Loíza. El padre, de hecho, tuvo que viajar a la ciudad de Nueva York para buscar trabajo y mejor calidad de vida para la familia, que planea mudarse allá en los próximos meses.

“Fue algo bien malo. Sola, sin luz, con la planta, la falta de agua, los mosquitos”, recordó Medina, agregando que cuando salga del hospital irán a vivir a Carolina con la familia de su pareja, pues allí ya tienen luz, contrario a su hogar en Loíza que sigue a oscuras.

¡Un varón!

Este diario supo que en el Centro Médico de Río Piedras, a las 9:26 de la mañana, nació un niño que pesó ocho libros con ocho onzas y midió 21 pulgadas.  Sus padres son Omar Flores y Neyshalis Poueymirow. La pareja reside en Bayamón.

Xuaem Tirado colaboró en esta noticia.

Regresa a la portada