Naythan se crece ante el dolor-VÍDEO

Por Darisabel Texidor Guadalupe / darisabel.texidor@primerahora.com 07/04/2013 |
El nene, quien lleva en su rostro las heridas del accidente, enfrentó con entereza la dura realidad.
Naythan entró a la funeraria acompañado de parientes y amigos. Su hermanito William todavía continúa bajo observación. (Para Primera Hora / Edgar Vázquez Colón)  

Guánica. Con tan solo nueve años, Naythan Ortiz García ha tenido que enfrentar situaciones tan dolorosas que lo han hecho madurar.

El niño, sobreviviente del accidente de tránsito que cobró la vida de sus padres el pasado domingo en Yauco, llegó ayer a la Funeraria Pacheco a pasar los últimos momentos junto a sus progenitores, una amarga experiencia que quedará grabada en su inocente memoria para toda la vida.

El menor era consolado por allegados y mostraba aún los rastros de las heridas sufridas en el incidente, donde resultó con una fractura en un brazo y una contusión abierta en la cara.

“El Jeep estaba al revés, entonces cuando yo vi que ellos estaban muertos le dije a mi hermanito que se viniera conmigo, pero él dijo que no podía subir porque le dolía la pierna”, dijo el niño a Noticentro.

Éste también expresó a Noticentro que le comentó a su hermanito William, de seis años, que se quedara quieto, que no se fuese a ninguna parte mientras él iba a buscar ayuda. “Entonces trepé, pasó un carro azul pero no me vio”, añadió Naythan.

¿Cómo pudiste subir toda esa cuesta?

“Pues primero puse este brazo (el sano) y después, como no podía subir éste (el roto), y como podía tener equilibrio puse la mano en otra pierna, y como la muñeca no me dolía yo me agarré con mis dedos y pude subir”, continuó narrando a Noticentro el niño.

Ayer, familiares y amigos se acercaban a la funeraria para ofrecer sus condolencias y acompañarlos en este triste momento.

“No han sido fáciles estos días, pero estamos unidos como familia, sobrellevando la situación”, dijo Ramón Ortiz, hermano del ex policía.

Este indicó que su hermano será ascendido póstumamente a sargento y recibirá todos los honores militares de la Guardia Nacional.

Igualmente, señaló que ambas familias se han unido por el bienestar de los menores y aseguró que hasta el momento no han dialogado sobre quién mantendrá la custodia de los hermanitos.

“Mi hermano y su esposa se fueron, pero nos dejaron a esos niños y los vamos a proteger”, comentó Ortiz Morales.

Resaltó que su sobrino Naythan ha sido un niño muy maduro, firme y seguro ante el dolor de la pérdida de sus padres.

Además agradeció el apoyo del pueblo, el que describió como un aliciente y fortaleza para su familia.

Por otro lado, el alcalde Santos Seda Nazario expresó sus condolencias a la familia y destacó el acto heroico del niño.

“Esta tragedia ha marcado a cada guaniqueño y es muy lamentable que estas familias estén atravesando este dolor”, dijo el Primer ejecutivo.

El sepelio se llevará a cabo hoy en el cementerio municipal luego que se realice una misa a la 1:00 de la tarde.

 
Mujer que salvó a Naythan y William tiene muy vivo el horror que vivieron

Cheyrie Cintrón jamás pensó que un cambio en la ruta que transitaba junto a su familia le cambiaría la vida.


Tags

entierroGuánica