Necesaria solidaridad

Por Femmy Irizarry Álvarez 11/26/2016 |00:00 a.m.
Los integrantes del Colectivo Aliadxs sellaron una cápsula del tiempo en la que depositaron declaraciones sobre cómo quieren que sea la discusión de la violencia machista en el futuro. ([email protected])  
Hombres reflexionan para combatir la violencia machista.

Sentados sobre una tapiz multicolor, un grupo de hombres madrugó ayer para reflexionar y reafirmar su compromiso en la lucha contra la violencia machista, que este año ha terminado aquí  con la vida de 10  mujeres.

Frente al gigantesco mural Paz para la Mujer, en la parada 22 en Santurce, meditaron y dialogaron sobre el problema que afecta a miles de familias en Puerto Rico y el mundo.

Como parte del Día de No Más Violencia Contra la Mujer, que se conmemora todos los 25 de noviembre, la iniciativa estuvo encabezada por Heriberto Ramírez, portavoz del Colectivo Aliadxs.

“No hay una escuela que te enseñe educación emocional; son cosas que nosotros tenemos que ir desarrollando con herramientas como la comunicación empática, hacer círculos de la palabra con otros hombres para hablar sobre nuestras emociones”, indicó el joven.

Mencionó que hay que buscar espacios, más allá de las barras, “donde los hombres podamos ser sensibles, creativos, compartir nuestras emociones que no mostramos en público porque podrían estar asociadas a lo femenino, a lo frágil y en esa fragilidad es precisamente que los hombres nos crecemos”.

En el encuentro, donde se unieron representantes de diversos grupos, incluyendo integrantes de la Coordinadora Paz para la Mujer, hubo una profunda meditación, práctica que según Ramírez  ayuda “al manejo del estrés, de la ansiedad, y si nosotros podemos bajar esos niveles, entonces podemos manejar nuestras emociones”.

Por su parte, Wilma González, de la Coordinadora Paz para la Mujer, agradeció al grupo su iniciativa. 

“Espero que sea el inicio de un movimiento mucho más amplio, que es lo que necesitamos para tener una sociedad más equitativa”, resaltó.

“También son importantes las víctimas secundarias; las familias que son afectadas, padres, madres que sobreviven a esa experiencia; hijos e hijas que se quedan sin una madre, hermana, compañeras de trabajo. Esto es algo que nos afecta a todos”, añadió González.

Ramírez, mientras, apuntó que su colectivo fue creado hace apenas un año, pero  ha estado más activo en los últimos tres meses y explicó  que tiene mucho trabajo por delante para concienciar sobre este y otros asuntos.

“Esta actividad nos empieza a dar cohesión de grupo, que es lo que necesitamos. Hay una población trans que tampoco es reconocida, que está ejerciendo una masculinidad desde otros cuerpos. También es parte de las masculinidades que han abrazado una construcción de género. Pues estamos trabajando para eso, para que esa construcción no sea la que se nos habían cimentado, obligado… para ser más inclusivos”, agregó.

Como parte de la actividad, el   grupo selló una cápsula del tiempo que será abierta el 25 de noviembre de 2021, y en la que los participantes incluyeron mensajes y declaraciones sobre cómo quieren que sea la discusión del tema de la violencia machista en el futuro. 

Un pequeño niño colocó la cápsula en el suelo como un  entierro simbólico en el lugar, aunque será custodiada por la Coordinadora Paz para la Mujer.

Los participantes coincidieron en que esperan que ese año se haya erradicado la violencia contra la mujer y entonces no sea necesario este tipo de actividades.

Hay ayuda

-Oficina de la Procuradora de las Mujeres, (787) 722-2977

-Coordinadora Paz para la Mujer, (787) 281-7579

-Casa Protegida Julia de Burgos, (787) 723-3500 

-Departamento de Justicia - Unidades Especializadas de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato a Menores,  (787) 729-2099

-Casa de Todos, (787) 734-5511

Regresa a la portada