Niña encuentra uso para las algas acumuladas en playas

Por Frances Rosario / frances.rosario@gfrmedia.com 03/28/2013 |10:41 a.m.
Alanys Henry Torres usó las algas para cultivar habichuelas y las comparó con cultivos hechos en tierra. (YouTube)  
La niña, con la ayuda de sus padres John Henry e Ivelisse Torres, usó las algas para cultivar habichuelas y las comparó con cultivos hechos en tierra.

No tener espacio para jugar con su hermanito en la arena de la playa Los Machos, en Ceiba, llevó a una niña de tercer grado a idearse una alternativa para lidiar con el cúmulo de algas que hay en la orilla.

“Cuando vengo a esta playa hay mucha alga. Se ve mal, huele mal y no nos deja jugar bien en la arena a mi hermano y a mí. Veo que la botan y pensé que debería haber una mejor solución, fue entonces que decidí hacer el experimento”, contó la niña Alanys Henry Torres, quien estudia en la Escuela Regional Adventista de Caguas.

La niña, con la ayuda de sus padres John Henry e Ivelisse Torres, usó las algas para cultivar habichuelas y las comparó con cultivos hechos en tierra.

El padre de la menor explicó que usaron algas sin ser enjuagadas, enjuagadas, secas, y verdes. También mezclaron estos cuatro tipos de algas con tierra. En cada tiesto echaron cuatro granos de habichuelas.


 El resultado fue que en el tiesto que contenía mitad tierra y mitad alga seca y desalada crecieron los cuatro granos de habichuelas. La planta también era más grande que la que creció en el tiesto que contenía tierra solamente y en el que solo crecieron tres de las cuatro habichuelas sembradas.

“No lo esperábamos... Creíamos que no iban a crecer. Ahora vamos a probar con otras cosas”, explicó el padre a este diario.

 La menor, entretanto, señaló que ha encontrado una alternativa viable para disponer de las algas.

“En vez de botar las hierbas marinas sería bueno reciclarlas, así las playas se mantienen lindas, no huelen mal y podré jugar con mi hermanito en la arena. Creo que a los turistas le gustarían más nuestras playas, además de crear una nueva empresa en Puerto Rico”, dijo la menor, quien ganó el segundo lugar en la Feria Científica escolar con este experimento.

 Henry señaló que no han contactado a nadie para emprender la empresa que desea su hija por desconocer a quién deben acudir. Sin embargo, señaló que es una buena idea para crear empleos.

 “A ver si el Gobierno nos puede ayudar. Es que no sabemos cómo empezar”, comentó.

 El orgulloso padre comentó que todavía realizarán más experimentos con las algas, pues desconocen cómo es el sabor de los productos. Además, desean sabe si pueden cultivar con un 75% por ciento de algas secas y desaladas y un 25% de tierra.

Tags

playas