Nuncio pide a la Iglesia que coopere con autoridades civiles de Puerto Rico

Por Nydia Bauzá / nbauza@primerahora.com 02/14/2014 | 02:43 p.m.
El arzobispo Roberto González Nieves ofreció una misa para anunicar el delegado apostólico para Puerto Rico. (jose.madera@gfrmedia.com)  
El clero puertorriqueño, el nuncio de la República Dominicana y el delegado apostólico para Puerto Rico instó a la comunidad a confiar en sus obispos.

El embajador del Vaticano en Puerto Rico y el Caribe, Jude Thaddeus Okolo, pidió hoy a las autoridades eclesiásticas que cooperen con las autoridades civiles de la Isla, en obvia referencia a la investigación que lleva a cabo el Departamento de Justicia sobre casos de pederastia en la Diócesis de Arecibo.

En una misa que presidió esta mañana en la Catedral de San Juan, a la que asistió casi todo el clero puertorriqueño, el nuncio de la República Dominicana y delegado apostólico para Puerto Rico recabó en repetidas ocasiones de la feligresía católica en el país que tenga confianza en sus obispos.

“Invito a esta sociedad a tener confianza en los obispos. Ellos tienen en su corazón el bien de la sociedad. Demos la confianza a nuestros obispos y vamos a ver que las cosas van a ir bien”, recalcó el mensajero del Vaticano sin aludir directamente a la controversia que rodea al Obispo de la de Diócesis de Arecibo, Daniel Fernández, presente en el púlpito al igual que los demás obispos de la Iglesia Católica del país y el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves.

“Comunicaré al Santo Padre todo lo que me encomiende. Llego en un momento delicado. Confío en que me apoyen para que colaborando juntos nos olvidemos de la incertidumbre y podamos conseguir caminos de conciliación y de mutual credibilidad”, sostuvo el nuncio durante la homilía de la misa.

“En estos momentos muchas personas, sobre todo, los más débiles y necesitados están buscando justicia y estamos obligados a hacer justicia… Tenemos la obligación de una conciencia limpia y transparente”, dijoThaddeus, quien es natural de Nigeria, África.

A la misa, que estaba repleta de sacerdotes, seminaristas, diáconos, monjas, estudiantes de colegios católicos y feligreses, asistió el gobernador Alejandro García Padilla.

El primer ejecutivo y el portavoz de la mayoría popular en la Cámara de Representantes, Charlie Hernández, eran las únicas figuras políticas en la misa oficiada por Thaddeus, quien recalcó que ante la crisis de valores sin precedentes que afecta al mundo, “nuestra vocación es hacer el bien”.

García Padilla dijo que le daba la bienvenida a la responsabilidad de la Iglesia, en su trabajo pastoral.

En cuanto a las palabras del nuncio, el gobernador indicó que suponía que es consciente de la controversia que rodea a la Diócesis de Arecibo, pero dijo que prefería “no poner palabras en su boca”.

No obstante, reiteró que hay que cooperar para esclarecer los casos que se han divulgado sobre abuso sexual contra menores por parte de sacerdotes. “Estas son circunstancias que hieren la sensibilidad del pueblo”, dijo García Padilla para agregar que ya el secretario designado de Justicia, César Miranda Rodríguez “estableció el camino a seguir”.

Thaddeus y el gobernador intercambiaron unas breves palabras “¡Qué bueno que está con nosotros!”, le dijo García Padilla. “Es un gran placer”, le replicó el nuncio.

Thaddeus, quien reside en la República Dominicana, donde está la sede la Nunciatura, dijo que espera regresar a Puerto Rico antes de la Pascua.

Antes de que el Papa Francisco lo nombrara nuncio en la República Dominicana, Thaddeus era Nuncio de la República Centro Africana y Chad, cargo al que lo nombró el Papa Benedicto XVI en 2008.

Puerto Rico no tiene nuncio por su condición política.