Obrero de la AEE cae de un poste mientras hacía reparaciones

Por Primerahora.com 09/16/2017 |09:54 a.m.
(Archivo)  
Afortunadamente solo sufrió heridas menores.

Un obrero de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) sufrió anoche un accidente mientras hacía reparaciones, aunque afortunadamente no sufrió heridas de gravedad.

“Es correcto”, confirmó Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la UTIER, cuando se le preguntó sobre el accidente. “Se cayó un poste. Gracias a Dios no fue grave. Hubo una reacción inmediata y cuando el poste empezó a ceder se percataron y empezaron a bajar rápido”.

“Pero ya lo dieron de alta esta madrugada. Solo fueron rasguños”, agregó el líder obrero en tono aliviado.

Es el segundo accidente que sufren obreros de la AEE en estos días, mientras están inmersos en una frenética gestión para restablecer el servicio eléctrico a todos los sectores afectados por el cercano paso del huracán Irma.

Según describió Figueroa Jaramillo, el otro accidente, un obrero sufrió una herida en un pie que requirió decenas de puntos de sutura.

“Fue con un vehículo de la Autoridad, en San Germán. El gato seguridad que se usa para estabilizar (el vehículo) lo pilló en el pie y le tuvieron que tomar 40 puntos”, detalló el líder de la UTIER.

Figueroa Jaramillo aprovechó para reiterar el llamado a la calma y la paciencia a la ciudadanía. Miles de abonados de la AEE llevan ya más de una semana sin servicio eléctrico en medio de elevadas temperaturas, lo que ha hecho crecer la ansiedad y los reclamos hacia la agencia para que acelere la reconexión del servicio.

“Le pido a la gente calma”, insistió Figueroa Jaramillo. “La gente se está poniendo tan, tan agresiva. He estado en otras tormentas, no he visto nunca la gente tan agresiva, tan hostil con nosotros”.

“En casa, se pararon frente a mi casa a gritarme improperios. A mí casa llegó la luz el lunes, pero la mitad del barrio no tiene. Yo no muevo un dedo para eso. Pero se pararon en mi casa a gritar improperios”, comentó el líder obrero, reiterando su llamado a tener paciencia y asegurando que los obreros están haciendo todo a su alcance para llevar el servicio a todas las personas lo más rápido posible. 

Regresa a la portada