Ocho avisos de infracción en la venta del madrugador - Ve el vídeo

11/23/2012 | 02:12 a.m.
En el Sears de Plaza Las Américas los consumidores se quejaban de que les daban un televisor de una resolución menor a la que se anunciaba en los especiales.

El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Omar Marrero, dijo que hasta la 5:20 de la mañana se habían impartido ocho avisos de infracción y se había reportado una querella radicada en relación a la venta del madrugador.

Marrero no especificó los comercios que recibieron los avisos de infracción, pero sí señaló que se debía a la falta de disponibilidad de un artículo que se ofrecía a precio especial y violación al Reglamento Contra Practicas y Anuncios Engañosos. Dos de esos avisos fueron en San Juan, donde habían realizado 40 visitas, y cuatro en las tiendas Sears de Ponce.

No se habían reportado incidencias en las siete visitas hechas por inspectores de DACO en Arecibo, Caguas y Mayagüez.


Por otro lado, se informó que la agencia ha recibido 13 confidencias por el app de DACO y 12 querellas de consumidores por la pagina de Internet de la misma agencia

"En Toys R Us (de Plaza Las Américas) y Best Buy (de Hato Rey) no hubo problemas de seguridad. Aquí (en Sears de Plaza Las Américas) hubo un bullicio de personas que llegaron pidiendo un artículo, pero no hubo incidentes", declaró Marrero.

"En Ponce parece que alguien se cayó. Los paramédicos lo atendieron y no se convirtió en un suceso qué lamentar", agregó.

Indicó que hace varios días ha estado en conversaciones con gerentes y dueños para asegurarse que los artículos están disponibles y sus planes para el manejo de multitudes.

Marrero comenzó su recorrido por varios comercios al visitar la tienda Toys R¹ Us de Plaza Las Américas. Luego fue a Best Buy, donde se reportaron incidentes el año pasado.

Donde encontró algunas dificultades fue luego en el Sears de Plaza Las Américas, donde los consumidores se quejaban de que les daban un televisor de una resolución menor a la que se anunciaba en los especiales.

La gerencia luego explicó que el televisor en cuestión se había agotado, pero que el artículo que estaban dando a cambio era de una tecnología superior. Marrero les ordenó a que detuvieran el flujo de personas hacia la tienda mientras entregaban "rainchecks" o vales para recibir dicho televisor más adelante, a menos que el consumidor accediera a recibir el sustituto.

"Aquí en Sears, el televisor que todo el mundo estaba buscando se terminó antes de ese periodo mínimo garantizado. El artículo sustituto que se le estaba honrando no era el que ellos querían o buscaban. Por eso se les da el raincheck", dijo Marrero.

"Hubo una situación en la que parece que el mensaje no estaba llegando, pero nos aseguramos que se les honrase, no solamente a los que habían llegado dentro de la hora, sino (también) a aquellos que aun habiendo pasado la hora hayan permanecido en la fila esperando ese televisor", agregó. "Al vencer el periodo mínimo garantizado, en esos consumidores que estaban adentro por ese artículo, se caldeó el ánimo un poco. Entró policía y gerente y se pudo manejar".