Otra demanda contra Arturo Madero

12/12/2008 | 01:24 p.m.

Una decena de vecinos de un proyecto incompleto de vivienda en Bayamón demandó al desarrollador Arturo Madero por recortarle los servicios de mantenimiento y seguridad, lo que supuestamente pone "en peligro la vida y propiedad" de los residentes del lugar.

Los 11 demandantes radicaron un recurso de interdicto en el que solicitan al tribunal que ordene al desarrollador cumplir con la Ley de Condominios y restituir los servicios eliminados el 3 de diciembre.

Los demandantes argumentan que desde junio la desarrolladora Colinas del Bosque, S.E., perteneciente a Madero, ha estado facturando a los propietarios cuotas de mantenimiento sin haber completado el 51% del proyecto ni las áreas recreativas, como requiere el referido estatuto.

"Las acciones de la demandada Colinas del Bosque, S.E. de suspender el servicio de seguridad constituyen acciones ilegales y temerarias con la intención de intimidar a los residentes y son una clara violación a la obligación de la parte demandada de brindar vigilancia al condominio como administrador interino", indica el recurso presentado el lunes en el Tribunal Superior de Bayamón.

"Las acciones de las demandada han puesto en peligro la seguridad de vida y propiedad de los demandantes", sostienen.

La jueza Luisa Colón García señaló una vista para atender el recurso de interdicto preliminar y permanente el lunes, a las 10:00 de la mañana.

El proyecto Colinas del Bosque incluye tres fases y el desarrollador sólo ha completado la primera, que consta de 144 apartamentos en 12 edificios.

La totalidad del proyecto incluye una torre, aún sin construir, y otros dos edificios que no han sido terminados para sumar 298 unidades de vivienda con 392 estacionamientos y áreas recreativas.

"Colinas del Bosque, S.E. está obligado a darle mantenimiento a las áreas comunes hasta que se venda y se entregue el 51% del Condominio Colinas del Bosque, fase II... a la fecha de la radicación de esta demanda, el demandado no ha construido y vendido el 51% de un total de 288 apartamentos. No se ha construido las facilidades vecinales", indica la demanda.

Los demandantes también reclaman un pago por daños y perjuicio no menor de un millón de dólares, más el costo por la seguridad provisional que tengan que pagar ante lo que llaman "las acciones ilegales" del demandado de privarlos de ese servicio.

Madero prevaleció en los tribunales locales tras construir en terrenos ganados al mar el polémico proyecto comercial y residencial de Paseo Caribe, que mantiene virtualmente privatizado el acceso al histórico Fortín de San Jerónimo.