Pena entre independentistas puertorriqueños por la muerte de su aliado

Por Servicios combinados 11/26/2016 |11:27 a.m.
Rubén Berríos durante un encuentro con Fidel Castro. (Suministrada)  
Rubén Berríos cataloga a Fidel Castro como "el más leal e incondicional amigo y aliado de la independencia de Puerto Rico"

El sector independentista puertorriqueño lamentó hoy la muerte del expresidente y líder de la Revolución cubana Fidel Castro por su firme apoyo por la liberación colonial de Puerto Rico de Estados Unidos, de la que es territorio desde 1898.

El presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berríos Martínez, dijo que "ha pasado a la inmortalidad el más grande e influyente latinoamericano del siglo 20 cuya verticalidad, visión y pasión siempre servirán de inspiración a los que aspiran a una América Latina más justa, más libre y más digna".

Resaltó que puede dar testimonio personal de que "fue el más leal e incondicional amigo y aliado de la independencia de Puerto Rico, fiel discípulo de Bolívar y Martí".

Dijo que extiende un abrazo solidario al pueblo cubano y a todos los que en América y en la humanidad entera aspiran a la justicia.

"Fidel era mi hermano y lo digo con honor. De Fidel no se habla de muerte, sino de la vida, porque gente así no muere", sentenció hoy a Efe Rafael Cancel Miranda, líder independentista puertorriqueño, y quien en 1954, junto a otros tres boricuas, atacó el Congreso de EE.UU. buscando la autodeterminación isleña.

"(Fidel) fue un hombre que luchó por dignidad, por respeto. Fue un ejemplo de humanidad. Su muerte no es pena, porque todos vamos por ahí, pero festejo la alegría por como vivió. Los 'vende patria' mueren, pero los que luchan por la dignidad de su patria nunca mueren", subrayó.

Fue el 1 de marzo de 1954 cuando Cancel Miranda, Lolita Lebrón, Andrés Figueroa Cordero e Irving Flores irrumpieron a tiros en el Congreso federal, en Washington, hiriendo a varios congresistas.

El acto llevó al cuarteto a pasar 25 años en prisiones de máxima seguridad de EE.UU., hasta que fue excarcelado en 1979 gracias al indulto del entonces presidente estadounidense Jimmy Carter por un trato con Castro de intercambio de prisioneros.

Cancel, quien estuvo en once prisiones durante su encarcelamiento, entre ellas diez años en la de Alcatraz, además de ser recluido tres veces en la Princesa, en el Viejo San Juan, y hasta en Cuba, contó que conoció por primera vez a Castro en Nueva York tras su excarcelación y luego en el país caribeño.

"Fidel dijo unas palabras que nunca olvido: 'mientras hubiese un puertorriqueño luchando por la independencia, Cuba estaría al lado. Pero ni aunque no lo hubiera, la apoyaría como fuera, pues la independencia es un derecho", enfatizó sobre el fenecido líder comunista.

A las expresiones de Cancel se unió el historiador puertorriqueño José "Che" Paralitici, quien afirmó hoy en entrevista con Efe que Fidel Castro fue "el mayor apoyo internacional para la independencia de Puerto Rico".

"Fidel estuvo muy vinculado y apoyando la independencia de Puerto Rico desde muy joven, desde su época universitaria. Fidel nunca, nunca, nunca dejó de apoyar la independencia de la isla", enfatizó el también escritor.

Paralitici recordó que la relación histórica política de Cuba y Puerto Rico se remonta al siglo XIX, exactamente al año 1868, cuando ambos territorios caribeños aún permanecían como colonias de España.

Fue el 23 de septiembre de aquel momento cuando revolucionarios puertorriqueños, dirigidos por Ramón Emeterio Betances, celebraron el Grito de Lares, el primer gran levantamiento contra la presencia del régimen español en la isla.

El Grito de Lares se organizó con unos 400 hombres mal armados, y duró sólo un día debido a la respuesta española.

Cuatro muertos, igual número de heridos y ocho prisioneros (que fueron expulsados a Cuba) fue el coste para los insurrectos, pero tuvo resonancias más serias en esa isla, donde 17 días después se proclamó la independencia cubana en el Grito de Yara.

"Puerto Rico y Cuba ostentan tres vertientes de las que nunca se han desligado: el arte, el deporte y la independencia", enfatizó Paralitici sobre el intercambio cultural que ambas islas antillanas llevan a cabo con bastante normalidad con exposiciones de pintores y las riquezas musicales con las que se destacan.

Por su parte, la dirección nacional del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano, encabezado por Julio Muriente, Wilma Reverón Collazo y Héctor Pesquera, se solidarizó con el pueblo cubano tras la muerte de Castro, a quien consideraron un "amigo incondicional y solidario" pro independencia de Puerto Rico.

"La lucha de independencia de Puerto Rico ha tenido en Fidel un aliado insobornable, un amigo incondicional y solidario. Fidel y la Revolución cubana han sido nuestros principales aliados durante todas estas décadas, contra viento y marea y sin importar las consecuencias", afirmaron.

"Al lamentar profundamente la muerte de Fidel, los independentistas puertorriqueños celebramos su vida, como lo hacen millones de personas en todo el planeta. Vida que nos inspira y nos convoca a continuar adelante, en la lucha por un mundo mejor, por la libertad y la justicia social", subrayaron. 

Regresa a la portada