Pierde otro centavo el poder adquisitivo del dólar del consumidor

Por Antonio R. Gómez 07/23/2013 | 05:55 p.m.
En el grupo de alimentos, el alza mayor se registró en las frutas y vegetales con 3.1%, seguida de las carnes, aves y pescados, con 2%. (Archivo)  
Según los datos ofrecidos por el Índice de Precios al Consumidor del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos.

El poder adquisitivo del dólar del consumidor puertorriqueño se redujo en otro centavo durante el periodo de 12 meses entre junio de 2012 y junio pasado, a pesar de que el Índice de Precios al Consumidor que publica el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), permaneció prácticamente estable por tercer mes consecutivo al registrar alzas de menos del 1%.

Según los datos ofrecidos por el DTRH, para junio de 2013, el poder adquisitivo del dólar del consumidor puertorriqueño se estimó en 86 centavos, una reducción de un centavo con el valor que se le estimó para junio del 2012.

Lo que eso quiere decir es que la capacidad adquisitiva del dólar se redujo en 14 centavos durante los pasados seis años y medio, ya que la base que utiliza el DTRH para ese estimado es diciembre de 2006, cuando se le fijó el valor en 100 centavos.

El Índice de Precios para “todos los grupos” en que distribuye la agencia sus estimados, evidenció una reducción de –0.1% con respecto a mayo de 2013 y un alza de 0.4% cuando se le compara con junio de 2012.

Nuevamente, el Cuidado Médico, con un alza de 3.2%, fue el sector de servicios que más incremento registró. Le siguen el grupo de alimentos y bebidas, con un alza de 1.2% y el de “otros artículos y servicios”, en el que se incluyen los productos de tabaco y el cuidado personal, con 1%.

Los hospitales y servicios relacionados tuvieron un alza de 3.8%, mientras que los productos médicos aumentaron en 3.5%.

En el grupo de alimentos, el alza mayor se registró en las frutas y vegetales con 3.1%, seguida de las carnes, aves y pescados, con 2%.

Todavía en junio no se registraron las alzas en la gasolina que están sufriendo todos los propietarios de vehículos en Puerto Rico en estos momentos, y el renglón de combustible para motores reporta una reducción de 3.3% desde junio de 2012 hasta junio pasado.

La electricidad en los hogares, otra gran preocupación del consumidor puertorriqueño, experimentó durante esos 12 meses una reducción de 12.3%, lo que llevó al grupo de alojamiento a una baja de 0.7%.

También se informaron bajas en precios para la ropa, particularmente la de bebé e infantes, que tuvo una merma de 2.9%.