Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Presentes los genes indígenas en gran parte de los boricuas

11/03/2011 |
El estudio más reciente, denominado 1,000 genomas, logró identificar, por primera vez, segmentos cromosómicos provenientes de puertorriqueños de origen indígena. (Ve vídeo)

Nuestros indios no fueron exterminados en la época de la conquista y colonización española, como se nos ha hecho creer. Corre sangre igneri, taína y arahuaca por las venas de buena parte de los puertorriqueños.

Así lo demuestran varios estudios genéticos realizados por científicos y estudiantes del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) en coordinación con las universidades de Standford, Cornell y California, en Estados Unidos.

El estudio más reciente, denominado 1,000 genomas, logró identificar, por primera vez, segmentos cromosómicos provenientes de puertorriqueños de origen indígena. “Se lograron identificar los suficientes como para cubrir un genoma humano completo. Por lo tanto, podemos reclamar que hemos reconstruido un genoma taíno”, dijo ayer el catedrático genetista del RUM, Juan C. Martínez Cruzado en conferencia de prensa en el Ateneo Puertorriqueño, junto con el catedrático auxiliar Tarás Oleksyk y los estudiantes Wilfrid Guiblet y Samuel Rodríguez.

Martínez Cruzado dijo que este estudio va a permitir identificar variables genéticas propias de los taínos. “Por ejemplo, cómo eran físicamente y metabólicamente”, explicó.

El estudio 1,000 genomas, recolectó muestras de 70 tríos (padre, madre, hijo o hija), explicó el profesor Oleksyk, genetista, natural de Ucrania. La recolección fue dirigida en 2009 por Martínez Cruzado con la ayuda de la doctora Julie Dutil, de la Escuela de Medicina de Ponce, de Oleksyk y de estudiantes.

Martínez Cruzado djio que esta información servirá, entre otras cosas, para hacer estudios conducentes a descubrir variantes genéticas asociadas a enfermedades de etiología compleja como, por ejemplo, el asma. “Es evidente que hay un factor genético que afecta a los puertorriqueños sobre cualquier otro grupo humano”, dijo.

El profesor Oleksyk explicó que este estudio todavía sigue en proceso. Ahora se pretende abarcar una muestra de 7 mil personas de todos los 78 municipios para hacer un mapa de variantes genéticas en la Isla.

Otro estudio publicado en enero de este año, con muestras colectadas en el año 2000, arrojó que el componente indígena está relativamente homogéneo a lo largo y ancho de toda la población.

“Ya podemos decir con categoría que la enorme mayoría de los puertorriqueños tenemos ascendencia de los tres. Podemos cuantificarlo en 64 por ciento, europeo como promedio, 21 por ciento africano como promedio y 15 por ciento indígena como promedio”, sostuvo Martínez Cruzado, cuya especialidad es en evaluación molecular.

“Es decir que todo el mundo tiene 15 por ciento o aproximadamente 15 por ciento de indígena”, explicó el genetista. Añadió que este estudio abarcó una muestra de 642 puertorriqueños de distintos puntos del país, escogidos al azar.

Otro estudio de 2005, hecho exclusivamente con ADN mitocondrial (el que se hereda por la línea materna) demuestra que hay diversidad de linajes indígenas en Puerto Rico. Sin embargo, unos son más antiguos que otros. “Los más antiguos tienden a estar relacionados a linajes centroamericanos y mesoamericanos. Los que tienen diversidad y menos antiguos tienden a estar asociados con linajes suramericanos”, explicó Martínez Cruzado.

“Nosotros postulamos que los taínos, a su vez, eran producto de un mestizaje entre indígenas. Los primeros llegaron de Mesoamérica y después la emigración de América del Sur trajo la cultura arahuaca, que es la reconocida en los llamados taínos”, explicó el catedrático del RUM.

“Ya queda claro que lo que ocurrió fue una asimilación. Ellos (los indios) se unieron eventualmente a la sociedad colonial y son parte integral de la sociedad puertorriqueña. Es evidente que ellos sobrevivieron al cabo de dejar sus huellas genéticas en los puertorriqueños, una huella significativa de un 15 por ciento, que no es trivial”, sostuvo Martínez Cruzado.