Proponen penalizar por uso de bandera de Estados Unidos sin la de Puerto Rico

01/25/2013 |01:41 p.m.
La medida fue radicada por el portavoz de la mayoría, Charlie Hernández, y agrega dos disposiciones o incisos al reglamento del Departamento de Estado.

Legislación que penaliza el que se utilice solo la bandera de Estados Unidos, en ausencia de la de Puerto Rico, en instalaciones de agencias, municipios y corporaciones públicas, está ante la consideración de la Cámara de Representantes.

La medida fue radicada por el portavoz de la mayoría, Charlie Hernández, y agrega dos disposiciones o incisos al reglamento del Departamento de Estado sobre el uso de la bandera para lograr dicho objetivo.

La primera “prohíbe el despliegue de la bandera de Estados Unidos de América en ausencia de la bandera del Estado Libre Asociado de Puerto Rico por una dependencia en cualesquiera de las tres ramas de gobierno estatal, municipal o por cualquier corporación pública”.

El otro inciso dispone que toda dependencia o funcionario que viole la mencionada prohibición “incurrirá en falta administrativa y será sancionado con una multa que no será menor de $100 ni mayor de $500”.

 En la exposición de motivos del proyecto, que lleva el número 555, el legislador expresa que “la bandera es el símbolo patrio de más alto valor para una nación. Es el principal símbolo con el que cada pueblo se identifica y se distingue ante la gama de países que componen la comunidad internacional”.

Afirma que “el pueblo de Puerto Rico no es la excepción ante la comunidad global, pues poseemos nuestra propia bandera: la monoestrellada”.

 Destaca además que “nuestra bandera carga en sí la historia de 113 años de luchas patrias y representa nuestros principales valores políticos y sociales. A lo largo de esos 113 años de vida la bandera puertorriqueña ha sufrido el menosprecio y las afrentas de enemigos externos e internos que intentan combatir la existencia de una palpable e indiscutible identidad nacional puertorriqueña”.

Sostiene que “en el descarado intento por destruir nuestra identidad, se ha intentado tergiversar la relación política actual de Puerto Rico, sustituyendo la bandera monoestrellada por la bandera de Estados Unidos de América”.

“La bandera de Puerto Rico ha sido y debe seguir siendo motivo de orgullo para nuestro pueblo. No es digno pasar por alto su existencia e intentar menoscabar su significado, imponiendo la bandera de otro país en su lugar”, abunda.

“Es por ello que mediante este proyecto de ley, la actual Asamblea Legislativa de Puerto Rico estima necesario el prohibir el despliegue de la bandera de Estados Unidos en ausencia de la bandera del Estado Libre Asociado de Puerto Rico por cualquier instrumentalidad del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”, concluye el proyecto.