Protesta interrumpe construcción cerca de Bahía Bioluminiscente en Fajardo

Por Daniel Rivera Vargas 11/18/2013 |04:53 p.m.
Mike Avilés indicó que el proyecto de la AAA ha comenzado a afectar el brillo de la laguna.  
En el lugar, los manifestantes anunciaron una vigilia esta noche y mañana, martes.

Fajardo - Una protesta impidió hoy, lunes, la continuación de la construcción de una estación para el tratamiento de aguas usadas, cerca de la entrada a la Laguna Bioluminiscente, en el sector Las Croabas de este municipio.

En el lugar, los manifestantes anunciaron una vigilia esta noche y mañana, martes, a las 10:30 a.m., cuando esperan la visita de la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero.

En la ruta de acceso al lugar de alto valor ecológico había letreros con mensajes sobre advertencias de contaminación como "Aguas Negras" y otros para recabar apoyo como "Preserva la Laguna" y "Gobernador Ayúdanos".

Guerrero, por su parte, confirmó en un comunicado de prensa que acudirá a Fajardo para reunirse con los opositores al proyecto de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

La funcionaria dijo que personal técnico y vigilantes del DRNA le confirmaron la falta de brillantez en la laguna y que espera recibir datos sobre salinidad, temperatura del agua, precipitación y brillantez recopilados por el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico.

Los manifestantes llegaron a eso de las 5:30 a.m. a los predios del proyecto de la AAA y colocaron cadenas y candados en dos portones del área. Así impidieron la entrada del personal contratado para la construcción de la planta para el tratamiento de aguas usadas en la zona.

 "No nos vamos a ir hasta que muevan las bombas a otro lugar", dijo Aníbal Martínez, del grupo Yokahu Kayaks, que se opone al proyecto.

Según Martínez y Mike Avilés, vecino del área, destacaron que la estación ubicará a125 pies de la laguna bioluminiscente, una joya natural como pocas en el mundo.

Según Martínez y Avilés, el proyecto de la AAA ha comenzado a afectar el brillo de la laguna, que aseguran es el tercer lugar más visitado por turistas en Puerto Rico.

 El brillo en el agua, en esa porción marina fajardeña, al igual que en la famosa laguna de La Parguera, en Lajas, se debe a la presencia de dinoflagelados, microscópicos organismos marinos cuyo movimiento crea brillo apreciable durante las noches.

Tal y como denunció temprano el alcalde Aníbal Meléndez, los manifestantes dijeron que la laguna se ha apagado desde hace una semana, cuando comenzó el proyecto. No fue posible contactar al alcalde, pero supuestamente el Municipio presentaría un recurso de interdicto en el tribunal para detener el proyecto.

"Lo que la naturaleza nos ha dado, el hombre lo quiere matar", dijo Avilés.

Aunque el presidente de la AAA, Alberto Lázaro, expresó hoy, lunes, que la merma en la bioluminiscencia no se debe al proyecto, esa no es la opinión del grupo comunitario.

"Yo he vivido aquí toda mi vida y nunca la he visto así", exclamó Carlos Robles Ramos, de 71 años y líder del Comité Pro Defensa de la Laguna Bioluminiscente de Las Croabas también llamados Las Croabas por Puerto Rico.

"Que casualidad que dejara de brillar desde que hicieron un hoyo", agregó el líder comunitario.

Robles Ramos se encontraba al mediodía con una decena de manifestantes, pero aseguró que en horas de la madrugada el número de personas se acercaba a las 50. Dijo que la secretaria del DRNA lo contactó por teléfono y le aseguró que "viene a petición del gobernador (Alejandro García Padilla) a ver qué solución le damos" a la situación.

Precisó que solamente se celebró una vista pública antes de encaminar el proyecto y solo se habló de un alcantarillado sanitario, pero no de construir la estación para el tratamiento de aguas negras.

Por su parte, el biólogo marino Héctor Orta acudió al área para realizar un muestreo sobre los sedimentos en el área y aseguró que se apresta a verificar en los próximos días el estado de los dinoflagelados.

Explicó que éstos microorganismos se alimentan de fotosíntesis, por lo que si los trabajos de construcción tapan la luz solar que llega a la laguna durante el día, van a dejar de brillar por la noche.

Precisó que para esta época baja la intensidad de la laguna por razones como los cambios de las temporadas, pero "pudo haberse agravado y estamos haciendo el estudio, por la cantidad de tierra suelta que ha caído a la laguna".

"Esto es un sistema biológico delicado", agregó Orta.

Por su parte, la ingeniera Adamaris Quiñones, directora de infraestructura del área este de la AAA, dijo que sí se le ha explicado a los vecinos lo que era el proyecto y que están tomando las medidas necesarias para proteger la laguna.

"Todas las medidas necesarias para el control de escorrentías y de sedimentos se están siguiendo, tanto por nuestro personal como por las agencias que nos monitorean", indicó Quiñones. "Francamente mi opinión es que la protesta es lamentable. En todo momento hemos sido bien receptivos ante las alegaciones de la comunidad y los diferentes sectores", agregó.

Para Quiñones, la estación -que tendría un costo de $11 millones- impedirá descargas de aguas usadas que actualmente ocurren por problemas en muchos pozos sépticos del área.

"Hemos sido claros que este es un proyecto ambiental que resolverá un problema crítico ambiental y de salubridad", puntualizó Quiñones.