Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Protestan en la calle Paraná de Cupey por falta de electricidad

Por Samuel Mujica de León 12/07/2017 |04:17 p.m.
De acuerdo a los vecinos, el sector ha estado abandonado por las autoridades desde el día uno.([email protected])  
La mayoría de los Comerciantes y vecinos del área llevan más de 80 días sin el servicio.

Se les está agotando la paciencia. Comerciantes y vecinos de las urbanizaciones aledañas a la calle Paraná en Cupey realizaron hoy una manifestación para reclamarle a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) acción en el área y la restitución del servicio eléctrico.

Gran parte de la zona se encuentra sin luz desde el día antes del paso del huracán Irma, 94 días atrás.

Miguel Montero, portavoz de los organizadores de la protesta, denunció la falta de interés de la AEE por conectar a vecinos de las urbanizaciones El Cerezal, Río Piedras Heights, Paradise Hill y Crown Hill, y a los comercios de la calle Paraná. Igualmente, emplazó al ingeniero Osvaldo Cruz, encargado del área, a explicar por qué han sido selectivos en conectar unas calles en particular en El Cerezal.

“Nosotros sabemos la contestación, pero queremos que él la dé públicamente. Que nos diga por qué en la calle Guadiana hay cuatro postes nuevos, por qué hay mil metros de cables nuevos... Si no es porque allí viven cuatro personas que trabajan en la AEE”, señaló Montero.

 
Protestan por la falta de luz

La mayoría de los comerciantes y vecinos del área llevan más de 80 días sin el servicio.


De acuerdo a los vecinos, el sector ha estado abandonado por las autoridades desde el día uno.

“La compañía americana que está aquí, lo que está haciendo… en estos últimos días, se están acercando y están haciendo lo mismo que hizo hace tres meses la otra compañía: fotografías y decir que esto es un desastre”, expresó Montero, quien fue enfático al señalar que hace tiempo que Cruz no devuelve las llamadas de los vecinos que piden explicaciones.

De hecho, el comunicado de prensa de la actividad señala que “algunos vecinos fueron citados por este ingeniero a cuya reunión no acudió y hasta ahora no ha sido posible contactarle”.

“Al llamar a la AEE a reportar sectores sin servicio se indica que El Cerezal ya tiene luz, esto porque se le ha conectado servicio a algunos vecinos de algunas calles. Por tal razón se niegan a tomar la querella. El área de Cerezal y la calle Paraná no aparece incluida en el itinerario de trabajo que publica la AEE para todo el mes de diciembre”, añadió.


Vecinos de Río Piedras Heights también denunciaron la ausencia de actividad de la AEE en la extensa urbanización.

“No hemos visto ni un camión”, denunció Yolanda González, de la calle Verde, quien dio fe de la cantidad de postes partidos y cables colgando o en el suelo que aun hay por doquier en la urbanización. “Desde Irma no tenemos luz y con María los postes se destruyeron. Lo que hemos visto es a unos americanos caminando por el área, pero camiones...”.

Otro vecino de Río Piedras Heights explicó en medio de la manifestación que a la calle Wesser sí llegó un camión, pero los empleados “picaron unos postes y se llevaron los transformadores, dos transformadores. Eso lo hicieron para darle luz a otras personas”.

Del mismo modo, los comerciantes del área clamaron por acción por el duro golpe que representa para ellos la falta de servicio eléctrico y lo oneroso que resulta poder dar servicio y mantener a su personal empleado.

“Yo soy asmática. Trabajamos todo el día con planta de gasolina y eso nos afecta. Los comerciantes necesitamos que se resuelva el problema ya”, expresó Nancy Meléndez a nombre de Nissi Saloon y Salón de Estilo y Barbería Paraná.

Por su parte, María Isabel Vicente, de Farmacias Reyes, resaltó el problema de salud que acarrea la falta de electricidad.

“Nuestros pacientes están totalmente afectados en sus casas, no tan solo para las terapias respiratorias, para la insulina, para mantenerla refrigerada, sino que no se están alimentando correctamente al no tener energía eléctrica. Para nosotros en la farmacia, el gasto de diésel  ha sido exorbitante. Además hemos tenido que pagar horas extra para mantener esa planta funcionando y no hemos despedido a ningún empleado”, indicó.

Sonia Falcón, del Laboratorio Clínico El Paraíso, por su parte, resaltó la pérdida de equipo especializado y María Eugenia Berríos, de Honors Learning Center, destacó la educación como otra de las áreas que se está viendo malamente afectada.


La calle Paraná transcurre desde El Señorial Mall hasta el sector El Cinco, con decenas de comercios que van desde restaurantes y oficinas médicas, a ferreterías y laundries, entre muchos otros. Es, además, la vía a través de la que discurre parte del tendido eléctrico que alimenta a varias urbanizaciones.

“Yo lo que siento es que no les importamos al gobierno”, sostuvo Pedro Torres, de Río Piedras Heights.

“Estas son urbanizaciones de clase media en las que muchos de los residentes son retirados; muchos del servicio público. Gente que le dimos nuestros años al país y ahora no les importamos. Ya cumplimos y que nos chavemos. Pero, ¿sabes qué? Nosotros pagamos impuestos, nosotros consumimos y volvemos a pagar impuestos. Nosotros pagamos agua y luz. Y nosotros somos electores, y votamos, porque los viejos votamos. Y si ellos creen que porque somos un bolsillo somos pocos, que vayan sumando todos los bolsillos que tienen desatendidos”, acotó.

Regresa a la portada

Tags

Cupey