Puente peatonal en El Prado

Por Bárbara J. Figueroa Rosa / bfigueroa@primerahora.com 10/03/2013 |
Anunciaron que se construirá un puente peatonal en la PR-181, exactamente en el lugar donde a principios de año ocurrió una tragedia vehicular en la que seis personas -incluidas cuatro niños- perdieron la vida mientras cruzaban la carretera. (Archivo)  
Departamento de Transportación y Obras Públicas se dispone a diseñar y construir la instalación en la zona donde se registró un trágico accidente que le costó la vida a seis peatones.

Buenas noticias para los vecinos del residencial El Prado y otras comunidades aledañas al complejo de viviendas en Río Piedras, tras anunciarse que se construirá un puente peatonal en la PR-181, exactamente en el lugar donde a principios de año ocurrió una tragedia vehicular en la que seis personas -incluidas cuatro niños- perdieron la vida mientras cruzaban la carretera.

Así lo informó a Primera Hora el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Miguel A. Torres Díaz, al indicar que el plan forma parte de un proyecto de rehabilitación y construcción de puentes peatonales alrededor de la Isla.

Según Torres Díaz, el puente se encuentra en la etapa de diseño, la cual debe concluir en un periodo de dos meses.

“...Espero que antes de Navidad comiencen a correr las subastas y ya para el primer trimestre del año que viene -más o menos en marzo de 2014- debería comenzar la construcción”, agregó el Secretario sobre la obra, cuyos costos podrían acercarse al millón de dólares.

El funcionario explicó que el trabajo de construcción se llevará a cabo por la Autoridad de Carreteras, que también hará el diseño de otros dos puentes peatonales en la zona oeste, específicamente en la PR-2 entre Mayagüez y Hormigueros y otro en las comunidades San Romualdo y Lavadero.

“Nuestro propósito es evitar tragedias como la de El Prado, donde murieron esos niños y personas inocentes. Además, pedimos a los ciudadanos que respeten la vida cuando tienen un volante en sus manos. Todos tenemos la responsabilidad de respetar las leyes de tránsito”, expresó.

El pasado 1 de febrero, Puerto Rico entero se conmovió tras conocer la terrible escena en la que seis miembros de una familia fallecieron luego que Jonathan Soto Bonilla, alias “787”, los embistiera con el auto que conducía a exceso de velocidad frente al complejo de vivienda pública. Tras arrollar a las personas, el conductor se fue a la fuga y fue arrestado días más tarde.

En el accidente fallecieron Laura Vivas Rodríguez, de 73 años; su nieta Raiza Calderón García, de 21 años; y sus bisnietos Laura Montalvo Calderón, de tres años; Anthony Saldaña García, de seis años; Génesis Saldaña García, de nueve años; y Amanda Calderón, de 10 meses de nacida.

Actualmente, se lleva a cabo el juicio contra Soto Bonilla en el Tribunal de San Juan. El acusado enfrenta seis cargos de homicidio negligente, dos cargos de lesión negligente y tres infracciones a la Ley de Tránsito por provocar un accidente, abandonar la escena y conducir sin licencia y otro cargo por la posesión de un vehículo hurtado.