Radican cargos contra presunto asesino de un policía en Camuy

10/03/2012 |
El uniformado, con 12 años de servicio en la agencia, era padre de una joven y una niña.

El asesino del agente Víctor Soto Vélez, de 37 años, baleado desde un auto en marcha el 26 de junio pasado, en Camuy, fue acusado ayer por el crimen, al mismo tiempo que el superintendente, Héctor M. Pesquera, ascendió a la víctima póstumamente al rango de sargento.

Soto Vélez, quien estaba adscrito al distrito de Hatillo y anteriormente perteneció a la División de Drogas de la región de Arecibo, fue baleado cuando transitaba en una guagua por la PR-4491 jurisdicción del barrio Puente, sector La Alcantarilla, en Camuy, minutos después de salir de la residencia de su madre.

El motivo del crimen del policía se relaciona presuntamente con las intervenciones que hizo en Hatillo cuando laboraba como agente de la División de Drogas, según informó la Policía.

Harold Bultrón Cruz, de 25 años, quien se encuentra en prisión por violación a la Ley de Armas y sustancias controladas, fue encausado por asesinato y violación a la Ley de Armas.

El juez Manuel Orriola, del Centro Judicial de Arecibo, determinó causa probable para arresto por los delitos de asesinato en primer grado y 10 infracciones a la Ley de Armas, señalándole una fianza de $3 millones.

La vista preliminar contra Bultrón Cruz fue pautada para el 16 de octubre próximo.

El presunto asesino fue arrestado el 7 de septiembre, durante una redada, en el caserío Las Mesetas en Arecibo, donde se ocuparon tres armas de fuego de calibres .40 y .45, varios cargadores, una gran cantidad de municiones de diferentes calibres, dos chalecos antibalas, una libra de marihuana y parafernalia, entre otro material ilegal, como escáners y radios de comunicación.