Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Reclaman ayuda sicológica al maestro

Por Istra Pacheco 10/19/2016 |00:00 a.m.
El profesor de electrónica Agustín Pujols dijo que vive un calvario desde que un estudiante lo grabó alterado. ([email protected])  
Agustín Pujols agradeció el apoyo, defendió su labor y pidió cambios porque los profesores son “de carne y hueso”.

Cabizbajo, con la voz entrecortada y rodeado de maestros que lo apoyan, ayer apareció el profesor de electrónica Agustín Pujols ante medios de prensa para decir que está viviendo un calvario.

“Lo que mi familia y yo estamos viviendo no se lo deseo a nadie. Pero esto que estamos pasando tampoco se lo deseo a ningún estudiante porque duele”, expresó.

Pujols fue suspendido de su empleo luego de que un estudiante lo grabara con un celular mientras de forma alterada le exigía respeto a sus alumnos y que se pusieran a estudiar. 

El vídeo se colocó en las redes sociales y de inmediato se difundió miles de veces.

Y aunque el lunes el Departamento de Educación (DE) levantó la suspensión, por entender que no constituye un peligro para los estudiantes, Pujols declaró que no está listo emocionalmente para volver al salón de clases.

“¿Cómo voy a regresar mañana si no me he repuesto todavía del golpe?”, indicó al tiempo en que dijo que sus estudiantes saben que él no es “así”.

Aida Díaz, presidenta de la Asociación de Maestros, pidió a nombre de Pujols que su regreso a la escuela vocacional Antonio Fernós Isern de San Lorenzo sea de manera integral, luego de trabajar con el resto de la facultad, los directivos de la escuela y los estudiantes.

No descartó incluso, enviar sicólogos que prestan servicio al gremio para que intervengan.

 
Agustín Pujols no se siente listo para regresar a dar clases


“Aquí hay un daño. El maestro no puede regresar a dar clase así porque sí, hay que trabajar con los estudiantes, hay que trabajar con la comunidad escolar y para eso nos ponemos a la disposición antes de que él regrese y hay que trabajar y tomar medidas para que él pueda regresar con la frente en alto como debe ser”, declaró Díaz.

Parte de lo que alegadamente detonó la explosión de Pujols en el salón de clases fue la falta de equipo, según ha trascendido.

El profesor declinó confirmar o negar detalles sobre el incidente porque está bajo investigación del DE.

Sin embargo, según Díaz, el maestro hizo al menos seis requisiciones de equipo sin que nadie  respondiera a sus pedidos en Educación. 

“Usted no puede enseñar electrónica con equipo del año (1950) y lo que vieron ahí (en el vídeo) que parece un reguero y que parece basura, son las computadoras que él recoge por la comunidad y en las agencias para poderle enseñar a sus estudiantes”, aseguró Díaz.

Además, Díaz pidió al DE que agilice todos los procesos de investigación que tiene pendientes contra otros maestros. 

Repudió que  hay por lo menos nueve casos recientes bajo pesquisa, aunque a su entender no ameritan ese proceso.

Expresó que también hay  casos que se han arrastrado por hasta dos años sin que la agencia los resuelva.

Otra exigencia es que haya más trabajadores sociales y consejeros profesionales en las escuelas y que se reduzcan los pedidos de informes y asuntos burocráticos que le restan tiempo a los maestros de prepararse para enseñar.

“No avalamos el uso de palabras soeces ni fuertes, pero sí avalamos que el maestro pueda disciplinar de alguna manera. Lo que pasa es que a veces tratamos de disciplinar y llega el momento en que la falta de respeto es tan grande que provoca la explosión del maestro”, manifestó Díaz.

Regresa a la portada