Se acabó el guiso con los celulares- VÍDEO

01/29/2013 |
Contrario a lo que se podría pensar, el estatuto que prohíbe desbloquear celulares no va tras el control de la venta clandestina de aparatos robados.

Contrario a lo que se podría pensar, el estatuto que prohíbe desbloquear celulares no va tras el control de la venta clandestina de aparatos robados. Es el resultado de la presión que ejercen compañías de teléfonos móviles para evitar el éxodo de clientes que quieren librarse de largos y costosos contratos.

Desde este pasado sábado, con la puesta en vigor de nuevas enmiendas a la Digital Millenium Copyright Act, estatuto controlado desde la Biblioteca del Congreso, es ilegal desbloquear teléfonos celulares que fueron adquiridos posterior a esta fecha.

Modificar un celular era legal desde el 2010 y, usualmente, el dueño del aparato lo hacía, entre otras cosas, para evitar los altos costos de roaming durante viajes al exterior y poder gozar de las ofertas de otras empresas sin la necesidad de ponerle punto final a un contrato. Eso se acabó.

Para las compañías, el desbloqueo de celulares ha representado, alegadamente, un éxodo de clientes. Su petición y presión están fundamentadas en evitar dicha erosión y en lograr preservar la exclusividad de ciertos proveedores, como la marca Apple.

“Quieren evitar que ese cliente que vino por ese producto se quiera ir cambiándole el SIM card al teléfono... son aspectos de naturaleza competitiva lo que los mueve a ellos a entrar en este tipo de legislación ”, detalló Sandra Torres, presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones.

“Obviamente, a ellos les interesa vender el equipo, pero también retener al cliente”, abundó la funcionaria.

Y, es que –según los alegatos de las compañías de celulares– ellas absorben gran parte del costo del teléfono, dinero que solo pueden recuperar al atar al cliente a un contrato de dos años. Por eso, la adquisición de teléfonos desbloqueados es de un costo muy superior, pues la tecnología tiene que ser adquirida directamente con el manufacturero.

Por ejemplo, un iPhone 5 puede costar unos $649 y el precio no incluye el servicio de telefonía.


El conglomerado de empresas de telefonía celular argumentó –mediante comunicado oficial emitido a través de la Wireless Association– que la situación se compara con el título de un carro, el cual no es transferido a nombre del comprador hasta tanto el préstamos sea saldado.

“Si una compañía subsidia el precio del teléfono en intercambio con el consentimiento del cliente de usar el teléfono en la red móvil, el cliente solo puede transferir el teléfono una vez los términos del contrato hayan concluido”, dice el comunicado al cual fuimos remitidos por las compañías celulares. Esto no quiere decir que no puedas transferir tu número telefónico a otra compañía, pero no podrás llevar contigo el teléfono si hay un contrato vigente.

Aclaran, además, que la ilegalidad para desbloquear teléfonos no tiene nada que ver con jailbreaking, término que se refiere a cuando el usuario remueve los controles que restringen el acceso a apps y app stores. Esto no está incluido en la ley.

A pesar de que el estatuto le da la alternativa al cliente a solicitarle a la compañía el desbloqueo del celular, no detalla cómo se llevará a cabo dicho proceso y si hay un límite de tiempo.

Sentimientos mixtos

Obed Borrero, presidente de Virtual Technology Development Solutions, tiene sentimientos mixtos con la entrada en vigor de la ley.

De hecho, la comparó con el reclamo de las parejas del mismo sexo para casarse. “Puedes no compartir su ideología, pero sabes que tienen los mismos derechos”, sostuvo.

Él no está de acuerdo con el uso que algunas personas les dan a sus teléfonos móviles, pero reconoce que tienen la autoridad de hacer lo que deseen con el mismo.

La pelea, señaló, es directamente contra los pequeños negocios que se dedicaban a estas funciones, a quienes ven como una amenaza. Aun así, no cree que la práctica cese.

“Va a ser prácticamente imposible detenerlo, con excepción de compañías sueltas por ahí que yo les digo ‘la guerrilla cibernética’. Siempre va a correr el desbloqueo. Al contrario, alimenta las ganas y les da fuerzas a grupos”, señaló.

De hecho, en la Web hay quienes argumentan que el efecto será mínimo y ya circula una petición formal a la Casa Blanca para revertir la ley. Al momento, ha sido firmada por unas 15,000 personas, pero se requieren unas 100,000 antes de que el Gobierno de Estados Unidos responda.

No será hasta el 2015 que el estatuto sea revisado. Mientras tanto, ahorre y compre un celular desbloqueado.