Se mantienen en pie de lucha contra incineradora

Por Griselle Vázquez Sevilla / Para Primera Hora 04/21/2017 |00:00 a.m.
Imagen del “Campamento Contra la Muerte” levantado por COAI frente al proyecto de la incineradora en el barrio Cambalache. (SUMINISTRADA)  
Ante decisión que favorece a Energy Answers, la COAI reaccionó indignada.

La Coalición de Organizaciones Anti-Incineración (COAI) reaccionó indignada ante la decisión de la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de extender por cinco meses el permiso de aire PSD (Permit of Significant Deterioration) a la empresa Energy Answers (EA), que pretende construir una incineradora de basura en Arecibo.


Dicha extensión, concedida el pasado 11 de abril, no equivale a construcción de las facilidades de Energy Answers en Arecibo, más bien es una conseción “altamente irregular”, según explicó Pedro Saadé, asesor legal de la Coalición.

“En la carta del 1 de octubre de 2015 de la EPA con la primera extensión de este permiso se especificaba que, y cito ‘…en caso que Energy Answers no comienze la construcción para el 10 de abril de 2017, la Región 2 no está inclinada a conceder otra extensión… debido a que la tecnología y las condiciones de calidad de aire se habrán tornado obsoletas...’ O sea que si la construcción no ha comenzado a los 36 meses, el proponente tendría que preparar una nueva solicitud. Está extensión viola las normas de la misma EPA. Todo indica que la EPA le dió más importancia al cabildeo e influencias de Energy Answers que a la salud y el medio ambiente”, afirmó el asesor legal de la COAI, organización que levantó en los portones del proyecto un campamento en protesta y de vigilancia a fin de alertar cualquier indicio de construcción por parte de la empresa.

Por su parte, EA continúa con sus planes de levantar la controversial incineradora. “El proyecto se encamina al cierre de la fase de financiamiento con lo cual se dará paso a un significativo impulso en la actividad económica de Puerto Rico, a través de la inversión de unos $750 millones”, expresó mediante comunicado Mark J. Green, gerente del proyecto y vicepresidente de EA.

“Resulta indignante descubrir que la EPA concede la extensión del permiso, en gran parte, porque EA no ha conseguido financiamiento para este riesgoso proyecto y está tramitando un préstamo con el Departamento de Agricultura federal. ‘¿De cuándo acá EPA debe priorizar esto frente a la protección de la salud ciudadana con la mejor tecnología disponible?’”, increpó la coordinadora de COAI Myrna Conty.

Regresa a la portada