Solo una lancha pa’ Vieques y Culebra

Por Osman Pérez Méndez / [email protected] 12/06/2017 |11:45 p.m.
La ATM tiene fe en que pondrá a correr pronto las embarcaciones Santa María y Cayo Blanco. (Archivo)  
Los residentes y turistas de las islas municipio se las siguen viendo difícil con la grave situación de los transportes marítimos.

El dolor de cabeza para viajar hacia y desde Vieques y Culebra no cesa y la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) no tiene muchas opciones en sus manos para aliviarlo de inmediato, más allá de reparar y mantener a flote y navegando las cuatro embarcaciones disponibles al momento. 

Pero ayer apenas una de esas cuatro naves estaba dando viajes, mientras los mecánicos luchaban por reparar las fallas en los motores de otras dos, y la restante aguarda por piezas para una reparación, según informó el director ejecutivo de la Autoridad de Transporte Marítimo, ingeniero Luis Abreu Noble. 

“Estamos en esa situación, solo con una operando y tratando de tener las otras (tres) embarcaciones listas”, dijo Abreu. “Tenemos cuatro embarcaciones en operación, tres ferries (Isleño, Isla Bonita y Santa María) y una lancha (Cayo Blanco). Pero se encienden en la mañana y no paran. Dan cuatro y hasta cinco viajes (al día)”. 

Tal panorama tiene bastante molestos a los usuarios del servicio de lanchas, quienes han ventilado su frustración a través de protestas o en las redes sociales. “Increíble. Con viaje para la 1pm a trabajar a Vieques. Y nos acabamos de enterar que salimos a las 6:30 pm. Hay un solo ferry y va ahora para Culebra. Más de 50 pasajeros varados otra vez”, lee parte de un mensaje en un foro llamado “Desastre en Lanchas Vieques y Culebra”. “Ya hoy no hay 2 barcos como acordaron. Ya taparon el viaje de las 6:30 y esto está lleno a capacidad y dicen que viene el Santa María. Tremendo revolú se va a formar”, lee otro mensaje en el mismo foro, con una foto de la pizarra con el itinerario de viajes.

Abreu explicó qué ha ocurrido con las lanchas. Detalló que al asumir la dirección de ATM solo estaban disponibles esas cuatro embarcaciones, aunque la agencia tiene ocho en total.

“Lamentablemente, luego del huracán tuvimos problemas con Isla Bonita. Son problemas con unas maquinarias, que no se puede abordar ni desembarcar vehículos”, aclaró el ingeniero, agregando que están tratando de ponerla en uso, pero sería solo para pasajeros hasta que se corrija el problema de la rampa. Las piezas para la reparación se espera lleguen la semana próxima. 

La Santa María, mientras, “tuvo problemas con el motor hoy (miércoles), con piezas del motor”. Y la Cayo Blanco “desde ayer (martes) tiene un problema con el motor. Se rompió una pieza que había estado dando problemas. Pero estamos personal trabajando con eso. Esperamos probarla hoy mismo (miércoles). Y ponerla cuanto antes de servicio”.

Esta odisea con el transporte hacia las islas municipio no es nada nuevo, a pesar que es indispensable para la subsistencia de quienes viven allí. 

“Históricamente ha habido muchos problemas. No hay suficientes embarcaciones para mantener el servicio”, admitió Abreu. “Desde el huracán ha subido mucho la demanda con transportación de equipos de FEMA, abastecimientos de combustible, alimento, etcétera”. 

Sobre los otros cuatro navíos de ATM, explicó que dos están en varadero luego que vencieran sus certificaciones; otra está en Luisiana en reparaciones; y la restante está en Saint Thomas donde iba a ser reparada pero sufrió serios daños con el paso del huracán Irma. Otra embarcación de ATM que estaba en Saint Thomas “fue pérdida total” durante el azote de Irma. 

De ese cuarteto, la que está en Luisiana, “ya se está terminando y se espera tenerla aquí en diciembre”. 

Las dos que esperan por certificaciones “tienen que cumplir con unas regulaciones que exige la Guardia Costera. Tienen que pasar una revisión del fondo y una revisión total. Si la Guardia Costera identifica alguna parte del fondo que tiene problemas, hay que reemplazar esa parte. Hay que cortarla, se pone otra plancha, se suelda. Luego tiene que pasar otra vez la revisión para lograr la certificación. Ese cumplimiento toma tiempo”, explicó Abreu, aclarando que los trabajos en ambos navíos están programados para comenzar en enero, y se proyecta que vuelvan a operaciones en unos cuatro meses. 

El ingeniero se mostró empático con los residentes de Vieques y Culebra y otros usuarios de las lanchas, reconociendo que “es entendible” que sientan molestia con la deficiencia del servicio. “Ellos tienen sus necesidades. Pero tenemos que pedirles que nos tengan un poquito de paciencia porque nosotros tenemos que cumplir con la seguridad y con las certificaciones”. 

No obstante, se mostró optimista y aseguró que “Santa María y Cayo Blanco deben incorporarse rápido, para ponerlas junto con Isleño, que es la que gracias a Dios se ha mantenido sin problemas”. 

Regresa a la portada

Tags

CulebraVieques