Superintendenta se une a las comunidades para dejar "ready" las escuelas

Por Femmy Irizarry Álvarez 06/17/2017 |07:07 p.m.
Michelle Hernández visitó la escuela Carlos Escobar López como parte del proyecto de impacto comunitario a escuelas adoptadas por la Policía. ([email protected])  
Por los meses de verano diferentes grupos de la comunidades junto a la Policía remozarán los planteles seleccionados para que estén listos al inicio de clases

Unos pintaban, otros podaban árboles, algunos sacaban los chicles de las aceras. En fin, cada una de las personas del grupo que llegó hasta la Escuela Carlos Escobar López, en Loíza, tenía una tarea.

Hasta allí llegó, alrededor de las 3:00 p.m., la superintendente de la Policía, Michelle Hernández de Fraley, quien comenzó la iniciativa de impactar 117 escuelas en toda la Isla, en abril pasado.

Por los meses de verano los diferentes grupos de la comunidades junto a la Policía remozarán los planteles seleccionados para que estén listos al inicio de clases.

El teniente Juan E. López Hernández, director de Relaciones con la Comunidad del Área de Carolina, dijo que como parte de la iniciativa de la superintendente tenía que buscar una escuela, entre todas las de Loíza, para impactarla.

“Escogimos esta que tenía algunas deficiencias de pintura y podamos árboles, entre otros trabajos”, dijo López Hernández quien estaba sacando chicles en la escuela de Loíza.

Él contó con el apoyo del director de la escuela, miembros del Consejo Comunitario Dominicano, voluntarios y estudiantes del plantel.

Hernández de Fraley empezó a las 8:30 a.m. de hoy su recorrido por cuatro de las 117 escuelas en las que hoy se estaban trabajando. Inició por Las Marías, luego Lares, Orocovis y finalizó en Loíza.

“En Las María teníamos al municipio, los consejos de la Policía, se nos unió la Guardia Nacional. Es increíble ver como cosas así unen a la comunidad. Ellos llevan unas cuantas semanas con esa escuela…Ya para agosto se habrá hecho lo que se necesita hacer”, sostuvo la funcionaria.

La Escuela Jorge Fortunato Jorge es una de las receptoras luego de la reorganización en el Departamento de Educación.

Esta, a inicios de clases, tendrá entre sus alumnos de primer grado al primer niño con discapacidad, por lo que ya están trabajando en el salón y el baño que lo acogerá. La rampa de acceso también está lista.

Otro escuela receptora y que visitó la superintendente fue la superior Domingo Collazo en Lares.

“Allí la matrícula va a llegar a casi 1,000 estudiantes”, sostuvo.

En Orocovis fue a la Ángel Díaz Colón, que es una escuela “pequeña y familiar, donde además de los consejos hoy habían muchas personas de la comunidad trabajando”.

Como en otros planteles, personal del DE así como de los municipios y algún legislador participaron en el esfuerzo.

Si en algún plantel encuentran problemas con el alumbrado, por ejemplo, pues se trabajaría durante las próximas semanas.

“Los consejos de la Policía se reúnen cada dos meses… y les sugerí cómo podríamos impactar en toda la Isla con los mismos objetivos. Así decidimos…. trabajar con los municipios y escoger una o dos escuelas. Específicamente los consejos trabajan la parte de seguridad”, explicó sobre la iniciativa.

Ejemplificó que en Las Marías ya habían hecho la inspección de las verjas, portones y persianas. En  Orocovis, entre la escuela y el consejo compraron un equipo de cámaras remoto… donde la directora (desde su oficina) puede observar la entrada a los baños, escuela y áreas que normalmente a los muchachos le gusta esconderse”.

Agregó que esto se va a complementar con la actividad del gobierno, Back to School

Seguridad en las escuelas 

De otro lado, Hernández de Fraley dijo que el miércoles empezó un plan de patrullaje preventivo en las 167 escuelas que van a cerrar.

“Para agosto todavía estamos trabajando con el DE, que tiene unos contratos de seguridad con empresas privadas y algunos son por conductos del municipio”, indicó.

En cuanto a la seguridad de los planteles y cómo mejorarla, mencionó que para la última semana de junio tendrán en la Academia de la Policía en Gurabo, un taller de cuatro horas para todos los directores y ayudantes especiales de las escuelas públicas, donde estos conocerán el proceso de querellas.

“Estamos encontrando que suceden cosas en las escuelas y el proceso que se debe observar, que es llamar al precinto más cercano y levantar querella, eso no sucede”, argumentó al decir que muchas veces se enteran por lo medios de algún incidente en algún plantel pero ya es tarde.

En cuanto a que oficiales de la Policía estén a partir de agosto en las escuelas vigilando en horas de la noche, la funcionaria dijo que por ahora no lo contemplan, por la falta de personal y porque “tampoco tenemos la data para decir que se puede justificar”.

Regresa a la portada