Tachira lucha por su ojo

10/25/2012 |
La joven que perdió la visión en el ojo izquierdo por la pintura que le lanzaron en el Glow Paint Party de Juncos tuvo que ser atendida nuevamente ayer por especialistas en el Centro Médico.

Tachira Sánchez Carrasquillo, la joven que perdió la visión en el ojo izquierdo por la pintura que le lanzaron en el Glow Paint Party de Juncos, tuvo que ser atendida nuevamente ayer por especialistas en el Centro Médico.

Su padre, Bradier Sánchez, dijo que a la universitaria de 17 años se le zafaron por segunda vez los puntos que le cogieron en el ojo la semana pasada, al implantarle una membrana amniótica para que el tejido dañado por las quemaduras se regenere.

Sánchez indicó que la joven comenzó a quejarse el martes en la noche de molestias y dolor en el ojo. “Decidimos llevarla al hospital hoy (ayer) y, en efecto, se le habían zafado los puntos. Nos dijeron que estos son en la conjuntiva (parte blanca del ojo) y como está bien maltratada por los químicos se le iban a seguir cayendo los puntos”, relató Sánchez.

Dijo que los médicos le dejaron la membrana pegada y le colocaron un parcho hasta el viernes, cuando sería evaluada por un especialista en córnea.

“Ella está bien deprimida por todo este proceso. Es una excelente estudiante y está muy preocupada por sus estudios. Casi no sale del cuarto y no es para menos, con un trauma como ese”, sostuvo.

“A todos nosotros esto nos ha tocado de cerca. Yo he perdido varios días de trabajo y mi esposa también. Estamos a pulmón. A nosotros lo que nos interesa trabajar es con la recuperación física y emocional de ella”, agregó Sánchez.

Mientras la Fiscalía de Caguas sigue investigando el lamentable incidente en el que resultaron afectados unos 36 jóvenes, un portavoz del fabricante de la pintura Master Paint aseguró que su producto no contiene acelerantes.

“Las pinturas de nosotros no tienen acelerantes. Algo raro hay ahí. Hay que esperar por la investigación”, dijo Kenneth J. Barreto, gerente de mercadeo de Master Group, quien reaccionó al testimonio de una de las madres que estaba en la fiesta, quien alega que el promotor del evento llegó al lugar con tres pailas de pintura Master Paint de interior y exterior. Se alega que la pintura contenía acelerante por las quemaduras que sufrieron los jóvenes.

Barreto aseguró que su empresa utiliza componentes que cumplen con los estrictos requisitos ambientales y del Gobierno federal. “Nuestras pinturas son seguras para pintar casas, no son para este tipo de fiestas en las que usualmente se usa una pintura especial que es para body paint y que es totalmente diferente a una pintura de casas”, dijo.

Indicó que la fiscalía no los ha llamado. “Lamentamos mucho la situación y estamos en la mejor disposición de ayudar a las autoridades con todo esto”, afirmó.

¿La pintura pudo haber sido alterada?

Hay que esperar por la investigación.