Toñito Silva sufre gravedad de su hijo menor

06/12/2010 |

En estos días el representante Antonio (Toñito) Silva Delgado se la pasa entrando y saliendo del Capitolio, atendiendo la Comisión de Hacienda de la Cámara y la gravedad de su hijo menor en el Centro Médico, donde hace un mes permanece recluido en estado de cuidado.

El joven Anthony Silva ha estado en coma inducido como parte del tratamiento del doctor Pablo Rodríguez desde que sufrió un colapso de los pulmones y fracturas en las costillas, una clavícula y omóplato cuando se volcó un vehículo four-track en el que tomaba clases con un instructor.

“El médico dice que él es fuerte”, dijo a Primera Hora el representante del Distrito 8 de Bayamón, quien como suelen hacer los padres, habló del "nene" como si fuera los otros días cuando tenía seis años, sus padres se divorciaron y se quedó viviendo con él.

Silva Delgado comentó que le ha ayudado mantenerse trabajando y salir del hospital, porque "está en buenas manos y Dios y el doctor Pablo Rodríguez lo va a ayudar”.

El legislador mantiene su fe en la recuperación total de su hijo menor, que acaba de cumplir 20 años de edad en el hospital.

Anthony es el querendón del representante, que está en su quinto término de legislador por el Partido Nuevo Progresista (PNP). Su mamá es norteamericana, con quien Silva Delgado tuvo otro varón y una nena.

El joven ha estado con respirador artificial y ha sufrido las complicaciones de su condición y por estar encamado, con sus altas y bajas.

Yvonne, la esposa del representante, se ha mantenido hablándole y estimulando la recuperación dándole instrucciones. Explicó que estuvo consciente al llegar al hospital y hasta se rió cuando ella se cayó de la ambulancia. Rechazó que tenga daño neurológico.

“Ha intentado moverse y está recuperando” los niveles de oxigenación del cuerpo, explicó la joven esposa, quien llevaba un rosario entre los collares de su cuello y es la obvia custodia de los detalles médicos que el legislador olvida, no entiende o prefiere no recordar porque lleva el corazón a flor de piel.

El mismo médico lo instruyó a seguir con su trabajo.

“Al ser portavoz Popular en Hacienda, he desarrollado una relación cercana con Toñito y me consta que ha estado muy afectado por la salud de su hijo”, comentó el representante Luis Vega Ramos.

“Todos estamos dándole ánimo y pendientes a la situación", agregó al explicar que el representante Waldemar Quiles ha fungido como presidente incidental y han tenido el apoyo del personal de la Comisión, por lo que "la cosa ha fluido con bastante normalidad”.

Nadie ha escondido la razón de las ausencias del Presidente de la Comisión en el Capitolio, pero ha habido discreción en consideración a la situación.

“Sé que (él) tiene la presión adicional de buscar los $220 millones adicionales que supuestamente producía la videolotería”, añadió Vega Ramos, pero está confiado en la recuperación del joven “y que Toñito tenga tranquilidad para atender esa tarea”.