Una educación personalizada cambió a Estefanía

02/09/2013 |
La estudiante de ingeniería eléctrica de la Universidad de Stanford participará en un internado en Facebook durante el verano del 2013.

La participación en un internado el verano del 2012, en la Universidad de Carnegie Mellon, en Pittsburgh, fue una experiencia transformadora para Estefanía Ortiz.

Al regresar tenía más claro que nunca su futuro académico. La experiencia no solo acentuó su determinación de hacer una carrera en ingeniería eléctrica con especialización en desarrollo de programa de computadoras (software), sino que comprobó que no quería regresar a la escuela o, mejor dicho, al patrón de enseñanza tradicional.

“Me encantaron las clases que tomé en el internado y la manera en que se aprendía en comparación con la escuela y dije: ‘No quiero volver a la escuela porque esta experiencia es demasiado espectacular’”, recordó la joven que hoy cursa su primer año en la Universidad de Stanford.

De ahí en adelante, Stefanía asumió el control de sus estudios algo que pudo hacer gracias, en gran parte, a la confianza que le ofrecieron sus padres. “ Había muchas cosas que quería aprender y que la escuela no me podía enseñar”, dijo.

Por un instante, la posibilidad de cambiarse de colegio le cruzó por la mente, pero fue la alternativa de homeschooling la que la enamoró. A través de ella, no solo abarcaría el currículo tradicional, sino que lo podría personalizar de acuerdo con sus gustos. “Me organicé, escogí clases online que me beneficiaban y fue bien bueno elegir ese año, porque salieron muchos cursos en línea”, comentó la joven de 18 años que estudió en el Colegio Marista.

Creó un currículo variado. Eligió clases tradicionales, como inglés e historia, pero también optó por materias especializadas, algunas de ellas universitarias y otras diseñadas para estudiantes de escuela superior y las cuales equivalen a créditos.

“Busqué muchas clases, calculé el tiempo de cada una y me hice un horario. Era como una guía, porque podía manejarlo de la forma que yo quería para poder terminar a tiempo”, detalló.

Para ella, la decisión de educarse en el hogar llegó en el momento preciso, pues sucedió cuando tenía claro a qué se quería dedicar. Contrario a lo que se podría pensar, nunca pasó por su mente mantenerse en la escuela por el deseo de graduarse con sus compañeros.

“Mis amigos iban a seguir siendo mis amigos. Era el sacrificio de un año más con mi clase versus la ganancia de todo lo que pude hacer”, dijo.

Sus padres están felices con su decisión.

Hora del cambio

Para Estefanía, ya es momento de transformar la enseñanza en el país, tanto la del sistema público como la del privado.

A su juicio, hace falta la creación de una estructura que le permita al sistema de educación convertirse en uno especializado. “El proceso de aprendizaje se maximiza porque el interés es el driver. Pero ahora, cómo tú personalizas la educación de cada uno cuando tú tienes una escuela llena de 400 estudiantes”, cuestionó.

De ahí, su interés en estudiar ingeniería eléctrica. Anhela crear un software para cambiar el sistema de enseñanza. “Pienso que tiene que haber algo que se pueda hacer para mejorar la educación en las escuelas”, expresó Estefanía, quien reconoce que la educación en el hogar no es una alternativa para todo el mundo.

Estefanía supo que quería ser ingeniera durante una conferencia en la que escuchó la palabra “inventor”. “Esta es la profesión que me va a abrir las puertas a mí para hacer lo que yo quiero”, recordó sobre lo que pensó en ese momento.

Otra puerta se abre

El enriquecer su currículo durante su último año de escuela superior le permitió también a Estefanía ser elegida para participar en un internado en Facebook, durante el verano de 2013. La oportunidad le surgió en unas conferencias en las que participó al llegar a la Universidad de Stanford. Allí visitó el exhibidor de Facebook, llenó una solicitud y tiempo después la llamaron para una entrevista rigurosa.

“La razón por la que pasé la entrevista en mi primera semana de clases y por la que me aceptaron en la universidad fue por lo que aprendí durante mi tiempo de homeschooling ”, aseguró.

El método Montessori

El método Montessori es un método educativo alternativo basado en las teorías del desarrollo del niño ideadas por la educadora italiana María Montessori.

Este método educativo se caracteriza por poner énfasis en la actividad dirigida por el niño y observación clínica por parte del profesor. Esta observación tiene la intención de adaptar el entorno de aprendizaje del niño a su nivel de desarrollo. 

La escuela deja de ser un lugar donde el maestro transmite conocimientos y se convierte en un lugar donde la inteligencia y la parte psíquica del niño se desarrollará a través de un trabajo  libre con material didáctico especializado.

 El método nació de la idea de ayudar al niño a obtener un desarrollo integral para lograr un máximo grado en sus capacidades intelectuales, físicas y espirituales.

Hostosiana

La educación en Santo Domingo está  basada en la visión del prócer mayagüezano Eugenio María de Hostos. Su visión:

La instrucción pública  es la función más importante del Estado.  

Los estudios  deben cooperar con la sociedad.  Afirmó que la educación debía estar orientada hacia el componente social y el desarrollo individual.

Buscó  establecer una metodología que desechara el aprendizaje memorístico y privilegiara el uso de la razón, lo que lo llevó a ser criticado por buscar una educación sin Dios. 

Insistió en la enseñanza organizada lejos de la influencia del Estado, escuelas laicas, aprendizaje compulsivo.

En Santo Domingo fundó un instituto profesional, formado por las Escuelas de Derecho, Medicina, Farmacia e Ingeniería.   

Liceos

Un liceo es un centro de enseñanza, generalmente institucionalizado dentro del sistema de educación media de muchos países.

En Francia, actualmente, el término corresponde al último ciclo de estudios secundarios. Las tres ramas principales son: general, tecnológica y profesional.

Es la escuela de educación secundaria en muchos países europeos con el mismo sistema escolar, como Alemania, Escandinavia y los Países Bajos. Es el paso previo a la educación superior, equivalente al “liceo”  de Francia.

En Italia, las escuelas secundarias les permiten a los estudiantes  escoger opciones alternativas dependiendo de sus intereses y aptitudes y entre estas está el liceo que, a su vez, está dividido en cuatro tipos: liceo  clásico, que ofrece latín, griego antiguo, italiano, historia y filosofía como sus materias más importantes; el liceo científico, el liceo lingüístico y el  liceo artístico.

Homeschooling

Esta forma de educación era  utilizada antes que los primeros colegios se formaran

La educación en el hogar puede llevarse a cabo de forma no escolarizada o bajo un currículo de una escuela o  una agencia educativa.

Algunas familias optan por un híbrido a través del cual combinan un currículo  con áreas de interés del menor.

Entre sus posibles ventajas está que controla cuándo y qué aprende su niño, crea una relación íntima y significativa con ellos y puede darle atención especial  en  cualquier materia que tenga problemas. Además, le inculca sus creencias  religiosas y valores.

Mientras, entre las desventajas, está el hecho de que los priva de experiencias sociales importantes y de grupos sociales y étnicos.

Para hacer que el proceso sea  más llevadero, busque algún apoyo para intercambiar experiencias. 

Tags

Estefanía Ortiz