Nota de archivo: publicada hace más de 90 días
La plaza Isabel II no estaba tan llena como esperaban los organizadores, quienes consideraron que las ausencias eran reflejo no del olvido por la gesta de hace una década, sino por la tristeza de ver que, en todo ese tiempo, poco o nada ha cambiado. ([email protected])  
En los actos de recordación, se sentía una sensación de desamparo por la falta de acción antes los males de Vieques.

Vieques. “Es que me parece que la gente olvida demasiado rápido. No podemos mejorarnos, no podemos sanar ,sino miramos la realidad que estamos viviendo. Reconocemos que estamos en posición de vida o muerte. O despiertas y te pones a trabajar activamente para tu pueblo, o vas a perderlo”.

Esas fueron las expresiones de la luchadora viequense, Myrna Pagán, oradora invitada en la actividad y Acto Ecuménico en conmemoración del cierre de polígono de tiro de la Marina en Vieques.

Anoche unas 150 personas se congregaron en la plaza del pueblo a participar de los actos, con los que dio inicio la Jornada Conmemorativa de los 10 años de la salida del cuerpo militar.

Se escucharon expresiones de desaliento, desesperanza y angustia, pero también de combate y determinación de reactivar su lucha.

Pagán se sintió desalentada por la poca gente que vio en la plaza Isabel II.

“Esta noche, pasando por esa plaza vacía, espero que eso cambie, que llegue el pueblo, porque es la fuerza que nos damos los unos a los otros y es momento de fortalecernos porque en parte siento que lo peor está por venir: de la situación de la contaminación, la tardanza con la limpieza y lo de los submarinos, no ha comenzado, pero las enfermedades continúan”.

1

“Hasta que no saquen la pudrición en el ambiente aquí no vamos a poder tener calidad de vida, salud esperanza para los niños y desarrollar esta tierra Estamos en una posición tan triste...”, dijo.

“Genocidio no es una palabra bonita. A lo mejor no es a propósito o por falta de responsabilidad hacia la gente de esta isla, hacia esta población. ¿Qué es lo que esta protegiendo este gobierno? ¿El bolsillo? ¿Los dineros que entran al gobierno central?, cuestionó.

Pagán concluyó su mensaje entonando con una bella voz, lo que se ha convertido en el himno de Vieques: “Hay una Isla Nena en lontananza, que es como la isla grande en carne viva; hay cantos de pitirre en la esperanza y deseos de amar y dar la vida”.

Ann Wright, una coronel retirada del Ejército de Estados Unidos con 29 años de servicio, y quien renunció hace 10 en oposición a la guerra de Irak, fue una de las invitadas.

“Estoy en Vieques en solidaridad. Vengo de Hawai, que también fueron exitosos en lograr que Estados Unidos dejara de disparar en la isla de Koolauwhaaee y también en una isla de Corea del Sur, y en Okinawa y en Guam . Y viajo para decir al mundo que esto no debe ocurrir”.

Mary Ann Grady Flores, una irlandesa norteamericana que participó en los actos de desobediencia, dijo que fue arrestada el 1 de mayo de 2000, junto a un grupo de Cristianos por la Paz que entraron a la zona de tiro. Dijo que ella fue la que llevó a Tito Kayak a Palestina con un grupo de viequenses para que les hablaran a los palestinos, “por tener historias similares”.

La música religiosa se dejó escuchar a lo largo de la activida, a la que asistieron varios líderes de diversas denominaciones.

La reverenda Eunice Santana, de la Comisión Ecuménica, expresó: “Hace 35 años que estuve en Vieques, en 1978, cuando celebramos la audacia y la valentía de los pescadores de enfrentarse a la Marina... Hoy conmemoramos el cierre del polígono y es ocasión de dar gracias a Dios porque se pudo lograr”.

El obispo Católico de la Diócesis de Fajardo dijo que había que dar gracias y reafirmar la lucha por la paz y la justicia y el bienestar de la gente de Vieques, sobre todo recordando que el pueblo dio una gran lección al país en un momento de tanto dolor ante sangre derramada por los hijos de esta tierra.

En tanto, el reverendo Heriberto Martínez, de la Iglesia Evangélica Unida, quien hizo desobediencia civil y fue arrestado con los pescadores y trabajadores, fue optimista al señalar que en cierta forma hay una experiencia encontrada de alegría y de compromiso porque todavía falta mucho por hacer.

Al cierre de esta edición, se esperaba que el congresista Luis Gutiérrez, uno de los oradores invitados, se dirigiera a los presentes. Gutiérrez, quien fue arrestado dos veces por desobediencia civil en Vieques, expresó más temprano, cuando llegó a la plaza, que venía a escuchar lo que tienen que decir los viequenses para entonces actuar.

Primera Hora le inquirió si, al igual que hace con otros asuntos en el Congreso, exigirá responsabilidades al gobierno de Estados Unidos y contestó: “Por eso vengo, a escuchar primero”.

La Jornada de Conmemoración del cierre del polígono continuará hasta el domingo, con diversa actividades y la visita de algunas personalidades, incluyendo el gobernador Alejandro García Padilla.

Al plantearle a Ismael Guadalupe, el incansable luchador viequense, si de verdad podrían reavivar su lucha, contestó en la afirmativa: “Esto no termina aquí. La lucha continúa . No cejaremos. Tenemos el compromiso de muchos viequenses y de otras personas y delegaciones que nos visitan y lucharemos hasta lograr la victoria final”.

Como reza el Himno de Vieques: “Hay miles de pedazos de esta tierra, con miles de ocasiones de injusticia. Hay una isla chica que en la guerra, roba tiempo al amor y a la caricia”.

1


Tags

Vieques