Un Pájaro pudo ser el responsable del accidente de avión

Por Daniel Rivera Vargas 08/10/2014 |03:58 p.m.
El avión accidentado, un Airbus A321, es una unidad relativamente nueva, con menos de un año de uso.(Archivo)  
Las autoridades evalúan unas imágenes que muestran lo que parece ser un objeto impactando una turbina, que podría tratarse de un pájaro.

Aunque la determinación final saldrá de la investigación que realice la administración federal de aviación (FAA), el fuego que se reportó el sábado en uno de los motores de un avión que se disponía a despegar desde el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín pudo haber sido ocasionado por el impacto de un pájaro en una de las turbinas de la aeronave.

Así lo indicó el gerente general del Negociado de Aviación de la Autoridad de los Puertos, Rolando Padua, quien dijo que la FAA ha emitido reportes recientes sobre este tipo de incidentes en diferentes aeropuertos.

"Hay la posibilidad de que un pájaro entrara al motor y reaccionara de esa forma", indicó Padua en entrevista con este medio.

El incidente ocurrió a eso de las 7:15 de la noche del sábado cuando el vuelo 704 de la línea aérea JetBlue con 186 pasajeros se disponía a despegar con destino al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York. Justo al momento de iniciar su recorrido final para el despegue, uno de los motores se incendió. El piloto detuvo inmediatamente la salida de la aeronave y ordenó el desalojo de los pasajeros.

Según Padua, las autoridades evalúan unas imágenes que muestran lo que parece ser un objeto impactando una turbina, que podría tratarse de un pájaro. En ocasiones las aves son trituradas en estos accidentes, pero en otras podría causar un fuego como el que ocurrió la noche del sábado en el Airbus A321, indicó el gerente general.

La investigación para conocer qué sucedió podría tardar semanas por la rigurosidad de la FAA, que incluye evaluación de los récords de mantenimiento de la aeronave, precisar si hubo alguna notificación del mecánico y si el fabricante ha emitido algún aviso reciente, entre otras.

Agregó que el avión accidentado, un Airbus A321, es una unidad relativamente nueva, con menos de un año de uso.

La empresa JetBlue emitió un comunicado en que informaba que no se habían reportado lesiones graves.

"Los clientes y la tripulación fueron evacuados a través de los toboganes de emergencia. En este momento, estamos investigando la causa”, reza el comunicado.

Padua insistió en que solo tres pasajeros resultaron con lesiones menores al momento de lanzarse por los toboganes y que requirieron evaluación en hospitales del área metropolitana.

El funcionario destacó la pronta respuesta de la Unidad de Rescate adscrita al Aeropuerto Luis Muñoz Marín, que atendió de forma efectiva la emergencia del avión así como de decenas de rescatistas y unidades de emergencia que fueron activados durante la emergencia.

Parte de los pasajeros pudieron continuar su viaje esta mañana diferentes vuelos provistos por JetBlue. Otros podrían salir durante el resto del día.