Waldemar Quiles alega fue "víctima de bullying" por parte de Pedro Julio

Por Antonio R. Gómez 05/21/2013 |03:29 p.m.
"Espero que Pedro Julio se calme y desista de esa campaña acosadora que emprende contra los legisladores que no piensa igual que él”, declaró el legislador.  
Dijo esto al justificar la mandada al ca...

El representante novoprogresista Waldemar Quiles dijo hoy que se sintió “acosado” por el defensor de los derechos de la comunidad Lgbtt, Pedro Julio Serrano, y sus dos acompañantes y reclamó que fue “víctima de bullying” al justificar su reacción alterada a los reclamos de estos.

“Aquí todos tenemos nuestros puntos de vista. Me encontraba saliendo de una vista pública cuando fui abordado sorpresivamente por el señor Serrano de forma agresiva. Tanto él, como sus dos acompañantes, me acosaron con preguntas relacionadas a mi posición en torno al Proyecto del Senado 238. Pedro Julio, de manera alterada y agresiva insistía en repetidas veces que le diera explicaciones de por qué mi voto sobre esa medida era en la negativa. Hoy me convertí en una víctima de ‘bullying’”, sostuvo Quiles Rodríguez en declaraciones escritas en las que no niega las acusaciones de Serrano de que, en medio del incidente, lo mandó “al carajo”.

Agregó Quiles en su escrito que “le comente a Pedro Julio que me limitaría a solo decirle que votaría que no. Ante esto, este individuo comenzó su acoso excesivo para que le dijera las razones. Ya en una ocasión, me había expresado públicamente sobre el tema. Estaba en la disposición de dialogar con ellos, pero la forma altanera que me abordaron, y prepotente; mejor me limité dejar las cosas ahí. Fue Pedro Julio quien me agredió verbalmente”, sostuvo.

“Los derechos de las personas terminan donde comienzan los de los otros. Yo siempre he respetado todos los puntos de vista, pero jamás en la vida había sido instigado como lo fui hoy. Espero que Pedro Julio se calme y desista de esa campaña acosadora que emprende contra los legisladores que no piensa igual que él”, declaró el legislador.

Serrano y William Santiago denunciaron a periodistas el incidente y sostuvieron que se produjo en el anexo de la Cámara de Representantes cuando se le acercaron al legislador para cuestionarle su oposición al proyecto 238, ya que durante el cuatrienio pasado votó a favor de un proyecto que buscaba lo mismo y que presentó la entonces presidenta de la Cámara y hoy portavoz de la delegación del Partido Nuevo Progresista, Jenniffer González.

Relataron que Quiles les mostró un mensaje que tenía en su teléfono en el que alegó se utilizó una palabra soez en contra de los opositores a la medida y le dijo que él no podía tolerar ese tipo de lenguaje. Agregó Serrano que al cuestionar varias veces a Quiles si toleraba el discrimen, este se viró y les dijo “váyanse pa’l carajo”.

“Nos encontramos en el anexo de la Cámara al representante Waldemar Quiles, el compañero William Santiago, José Rodríguez, de heterosexuales por la igualdad, y este servidor. Le hablamos de los proyectos y precisamente del 238, cuando el votó a favor del 1725 y entonces empezó a buscar en su celular una foto donde en la foto habla que hay un cartelón de que alguien de la comunidad Lgbtt utilizó la palabra cab..n y entonces nos dice yo no puedo tolerar este lenguaje. Yo le digo: y usted, ¿va a tolerar el discrimen? No me contesta, da la vuelta, comienza a caminar para irse, yo vuelvo y le pregunto, ¿va a permitir el discrimen?, ¿va a permitir el discrimen? y entonces ahí se viró y nos dijo váyanse pa’l carajo”, relató Serrano.

Serrano lamentó que “él (Quiles) no quiere que se utilice lenguaje soez pero él está utilizando, en persona, lenguaje soez en contra de tres personas que respetuosamente nos acercamos a él, en el proceso legislativo de cabildeo, para hacerle una petición de que cumpla con el mismo compromiso que tuvo cuando votó a favor del 1725 y ahora viene con esta falta de respeto, entrando al Salón de Audiencias 1 de la Cámara de Representantes”

“Esto es inaceptable”, expresó. “Esta es la conducta precisamente que nosotros tenemos que evitar de parte de los legisladores. Yo voy a investigar si esto tiene alguna violación de ética, el que se comporte de esa manera”, añadió.

Serrano exigió una disculpa del legislador. “Yo espero que él se disculpe ante nosotros, ante la comunidad Lgbtt y ante el país, porque esa no es una conducta apropiada de un representante”.

Santiago, por su parte, emplazó a los legisladores del Partido Nuevo Progresista a dejar el juego político y asumir su responsabilidad. “Ellos tienen que cruzar las líneas partidistas y dejarse de antagonizar la comunidad Lgbtt por razones de rivalidad política. Esto se tiene que acabar y tienen que aprender que con los derechos civiles no se puede jugar y que es tanto responsabilidad del Partido Popular como del Partido Nuevo Progresista aprobar estas leyes y que se respete la voluntad del pueblo que votó a favor del Partido Popular en busca de justicia y de cambio”, declaró.