Walmart de Bayamón tuvo una noche tranquila

11/23/2012 | 02:49 a.m.
Pasadas las 2:30 a.m., la fila en las afueras había sido liquidada prácticamente en su totalidad.

Lejos del panorama caótico de años pasados, cuando los clientes en estampida corrían con los carros de compra sin importar a quién pudieran causar daño, la entrada de los primeros clientes a la tienda Walmart de Plaza del Sol en Bayamón a la llamada “Venta del Madrugador” transcurrió organizada y en completa calma.

A las 12:00 a.m., como es usual, empleados de la megatienda recibieron con aplausos y gritos a los consumidores que llevaban en la fila desde tempranas horas del día. Así, poco a poco se fue abriendo el paso para los ansiosos compradores que en su mayoría corrían hacia los televisores, dvd’s, y los colchas para la cama.

Otros clientes, como Rosa Medina, iban tras las bicicletas para niños.

La mujer, residente en Guaynabo hizo la fila desde la 5:15 p.m. del Día de Acción de Gracias para comprar dos bicicletas para sus hijos porque “dos me salen en menos de lo que me cuesta una”. 


Medina, quien resaltó que entraba a trabajar en una tienda por departamento a las 9:00 a.m., pagó unos $48 por cada bicicleta y se ahorró, según indicó, $100 en la compra de un televisor. De igual forma, la fémina dijo que se llevaría varias películas que estaban a $1.99.

 “Las películas salen bastante más baratas de lo que regularmente cuestan y yo soy una ‘freak’ de las películas”, sostuvo.

 Sobre la organización y logística en la tienda para el llamado “Viernes Negro” la clienta mencionó que este es su tercer año asistiendo a Walmart de Plaza del Sol y que “cada año es más tranquilo y organizado”.

Yanira Pérez, residente de Bayamón, concordó con Medina al destacar que contrario a otros años, esta vez, se despejó la mercancía de los pasillos, lo cual facilitó el flujo de la gente en el interior de la tienda.

Pérez, quien llevaba en su carrito dos televisores, una motora para niño, cuatro juegos de edredones, una vajilla y un juego de envases para comida, señaló que valió la pena el tiempo que esperó afuera para entrar a la tienda debido a que se economizó $200.

En su mayoría, los entrevistados destacaron ahorros significativos en sus compras, pero al preguntarles si sabían cuánto ahorraban, no tenía certeza de la suma.

Sin incidentes mayores la primera hora

De 12:00 a.m. a 1:00 a.m. el flujo de entrada y salida de clientes a Walmart de Plaza del Sol era continuo.

“El tráfico está bien chévere. El año pasado abrimos más tarde, o sea que este año, por abrir a las 12:00 a.m. ha habido mucho más movimiento”, resaltó William Sampson, gerente del área de compras de Walmart.

Sampson subrayó que como parte del plan se liberaron los pasillos y áreas principales de la tienda, se distribuyó un mapa a los primeros clientes, que mostraba dónde estaba ubicada la mercancía anunciada en el “shopper” y se cambió forma y distribución en la fila.  

“Así ha fluido mucho mejor”, sentenció.

Por su parte, el teniente Rosado de la Policía, indicó que al menos en la primera hora de ventas, todo marchaba en calma.

“Todo está fluyendo bien. La gente se ha comportado en lo que va de noche”, dijo.