Zamil solo tomó la clase de historia

02/01/2013 |
El miércoles la estudiante fue a una de sus clases y antes del mediodía salió de la escuela superior Domingo Aponte Collazo, en Lares.

El ausentismo magisterial y la falta de un plan escolar alterno para manejar la situación pudieron facilitar la salida temprano de la escuela superior Domingo Aponte Collazo, en Lares, a la estudiante Zamil Beltrán Acevedo.

Ayer el designado secretario del Departamento de Educación (DE), Rafael Román Meléndez ordenó una investigación sobre el caso de la estudiante de 17 años, quien fue encontrada el miércoles en la noche baleada en el baúl de un carro en Barceloneta con su uniforme escolar.

El día de la muerte de Zamil coincidió, con la ausencia de varios de sus maestros. Ese día, la estudiante salió del plantel luego de haber asistido a su clase de historia, a las 10:10 de la mañana. Por diferentes razones, sus maestros de química, educación física, inglés y español, no ofrecieron sus clases, por lo que la alumna decidió irse hasta su casa.

La joven también se ausentaba de las aulas, pero solía ponerse al día en sus clases. “La única situación que le afectaba su desempeño académico era que tenía el bebé, que se le enfermaba mucho, y por eso ella faltaba... pero ella sí venía a la escuela”, dijo la trabajadora social de la escuela, Luz Vélez Acevedo al preguntarle si la niña solía ausentarse a sus clases con frecuencia.

Mientras, el designado Secretario informó también que activó el protocolo de manejo de crisis para ofrecer ayuda psicológica a la comunidad escolar del plantel.

“He solicitado una investigación para conocer las circunstancias que rodean la muerte de esta estudiante y adjudicar qué tipo de responsabilidad tiene el Departamento, si alguna, en esta lamentable situación. Además, hemos movilizado al equipo de trabajo del Programa de Estrategias Multidisciplinarias en Prevención para el Estudiante que ya se encuentra estableciendo en conjunto con el personal de apoyo de la escuela y su director, qué recursos adicionales son necesarios para atender este momento difícil”, dijo Román Meléndez.

El funcionario indicó que datos preliminares apuntan a que la joven asistió a la escuela y que los incidentes ocurrieron después de salir del plantel escolar. También ha surgido información respecto a que la joven había sido referida por ausentismo escolar a la trabajadora social.

Román Meléndez reconoció la importancia de reforzar la seguridad en las escuelas y más que la seguridad, también los protocolos de entrada y salida de los estudiantes. “Ningún menor de ninguna escuela, sea de nivel elemental, intermedio o superior, debe salir de la escuela si no es con sus padres o tutores legales”, dijo el funcionario.

A esos efectos, Román Meléndez anunció que impartirá directrices para que ningún estudiante pueda salir de los predios de la escuela en horario lectivo, a menos que sea en compañía de su padre, madre o encargado.

“Ningún estudiante está autorizado a abandonar un plantel escolar si su padre o encargado no viene a buscarlo”, puntualizó el Titular de Educación.