No bajes la guardia con la influenza

Por Bárbara J. Figueroa Rosa / [email protected] 08/09/2018 |11:45 p.m.
El CDC indica, además que las tasas de hospitalización han sido inéditas, excediendo las tasas de hospitalización de fines de temporada para el 2014-2015. (Archivo)  
En este año fiscal, las tasas más altas de contagio se han concentrado en pueblos de la zona este.

Aunque los casos de influenza están por debajo del nivel epidémico, los casos reportados semanalmente indican una gran incidencia de contagios en la zona este de la isla, por lo que se insta a los ciudadanos en esta área a tomar medidas de prevención para evitar la propagación del virus.

En el último mes los contagios de influenza se han concentrado en nueve municipios, aunque cabe señalar que a excepción de Maricao, San Germán y Culebra, todos los pueblos tienen casos confirmados del virus.

El último Informe Semanal de Vigilancia de Influenza en Puerto Rico (correspondiente del 15 al 21 de julio) revela que las tasas más altas de contagios en las últimas cuatro semanas se reflejan en Luquillo, Fajardo, Ceiba, Yabucoa y Caguas. Pueblos como Carolina, Canóvanas, Las Piedras y Humacao también presentan gran número de infecciones. 

En la temporada 2017-2018 (que culminó el 30 de junio) se confirmaron 39,340 contagios del virus en la Isla. De éstos, 1,282 requirieron hospitalización y 10 fallecieron. En lo que va de la temporada 2018-2019 (que comenzó el pasado 1 de julio) los casos reportados ascienden a 280 y de éstos 30 han tenido que ser ingresados al hospital.

Los datos ofrecidos por el Departamento de Salud indican que son el grupo pediátrico de 0 a 9 años los más afectados, seguidos por el grupo de adultos entre 60 y 64 años de edad.

Al momento, la tendencia es que la mayoría de los contagios son de influenza B, aunque el último informe refleja un despunte en influenza A. De hecho, la mayoría de las hospitalizaciones son por contagios a este subtipo del virus.

Mientras, en la página del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) se informa que los datos actuales en la agencia indican que la temporada de influenza 2017-2018 alcanzó su punto máximo del 7.5% a principios de febrero. No obstante, los territorios de Guam y Puerto Rico “siguen reportando actividad de la influenza generalizada o a nivel regional”.

El CDC indica, además que las tasas de hospitalización han sido inéditas, excediendo las tasas de hospitalización de fines de temporada para el 2014-2015, la temporada de mucha gravedad en que predominó el virus H3N2. 

También reportaron que durante la temporada 2017-2018 un total de 178 niños murieron a consecuencia de complicaciones asociadas al virus de influenza. 

Tanto el Departamento de Salud (DS) de Puerto Rico, como los CDC recomiendan el tratamiento inmediato con medicamentos antivirales para aquellas personas que resulten positivas al virus. 

La doctora Iris Cardona, consultora del Programa de Vacunación del DS, insistió en que la mejor manera de protegerse es la vacunación. Los CDC recomiendan que todas las personas de 6 meses en adelante, especialmente aquellos con altos riesgos de complicaciones, se vacunen cada temporada. 

Cardona explicó que las vacunas correspondientes a la temporada 2018-2019 llegarán a la isla entre finales de agosto e inicio de septiembre y recordó que las mismas varían año tras año pues se hacen con una predicción de las cepas de viruses que podrían circular de acuerdo a la prevalencia ocurrida en el año anterior.

“La exhortación a la ciudadanía es que estén pendiente y que se mantengan en comunicación con sus proveedores de servicio para ver cuándo pueden comenzar a vacunarse… lo importante es tomar medidas de prevención para evitar crisis cuando llegue la actividad fuerte de influenza que es a partir de octubre”, dijo Cardona al agregar que la temporada pasada más de 300 mil personas en Puerto Rico se vacunaron contra la influenza.

Por su parte, el director del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos, dijo que otra medida de prevención es el lavado frecuente de manos con agua y jabón para evitar que los gérmenes se diseminen, al igual que el uso de antibacterial.

“Aunque estamos en la temporada baja, lo cierto es que no se puede bajar la guardia porque en Puerto Rico, por ser un país trópico, hay casos de influenza todo el año”, dijo Ramos.

De otra parte, advirtió que las frecuentes brumas (provenientes el Polvo del Sahara) en el ambiente han provocado el ingreso al hospital de muchos niños con complicaciones de asma y bronquiolitis, por lo que se exhorta a los tutores a tomar precaución evitando exponer a los menores al aire libre y otorgándoles medicamentos de prevención. 

Regresa a la portada

Tags

Influenza