Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Cabo Rojo recorta sus servicios

Por Jackeline Del Toro 05/18/2017 |00:00 a.m.
Los envejecientes que viven en la égida municipal serán trasladados a un hogar en Mayagüez. (ARCHIVO)  
Alcalde cerrará égida municipal tras ordenanza que declara el Municipio en emergencia fiscal.

Cabo Rojo está en emergencia fiscal, luego de que la Legislatura Municipal aprobara una ordenanza municipal que así lo establece y por lo que los ajustes en gastos no se han hecho esperar.


“Se van a ir implementando diferentes medidas según vayan (haciéndose necesarias). El mismo Gobierno (central) ha ido obligando a todos los municipios a aprobar ordenanzas de emergencia fiscal. Mientras más recursos el Gobierno le quita a los municipios y nos imponga más cargas, como la aportación adicional al Retiro y todo lo que aportamos los municipios, el resultado va a ser que la ciudadanía va a recibir menos servicios”, sostuvo el alcalde Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz.

Una de las primeras acciones que realizaron decidir fue cerrar una égida y transferir a los envejecientes que residen allí a un hogar en Mayagüez. Eso se realizará en junio próximo. El alto costo del funcionamiento obligó la decisión, sostuvo.

El Municipio llevó a cabo una subasta para contratar los servicios, por lo que cubrirá la porción del costo de mantenerlos en el otro lugar que no sea costeada con la pensión del Seguro Social. Dicha cantidad fluctúa entre $400 y $1,200 mensuales.

“Vamos a cubrir la diferencia para que estos ancianos puedan seguir recibiendo la misma calidad de servicio que dábamos en el Municipio”, manifestó Ramírez Kurtz. Sirven a 17 personas de la tercera edad que no tienen la posibilidad de vivir con familiares.

Ello representa para el Municipio, una economía de $400 mil que paga entre contratación, sin incluir otros gastos como materiales, agua y electricidad.

“Es difícil para los alcaldes y cabe señalar que el alcalde no es un edificio y una persona; es el pueblo completo del que uno está pendiente en esta crisis que nadie había vivido una similar, en la que hay que tomar medidas que no se habían tomado anteriormente”, expresó el ejecutivo municipal.

Continúa proceso de orientación

Por otro lado, aún falta camino por recorrer para que la población de Cabo Rojo quede completamente orientada y convencida de la necesidad de pagar por el recogido de la basura e integrarse al esfuerzo de reciclar, admitió el alcalde Roberto ‘Bobby’ Ramírez Kurtz.

“La gente todavía no conoce al cien por ciento cómo es el proyecto porque estamos en la parte educativa en las comunidades, llevando el mensaje sobre cómo reciclar”, dijo el ejecutivo municipal, quien mencionó que al mismo tiempo, en la Alcaldía reparten los drones para reciclar, momento que también utilizan para orientar.

Ramírez Kurtz dijo que a medida que ofrecen información “la gente entiende cómo es el programa. Apenas estamos empezando y esperamos que esta semana se intensifique la educación en las diferentes comunidades”.

El hecho de que ya hay bolsas para la basura disponibles, es otra herramienta para ilustrar mejor a las personas, y enfatizar también sobre qué materiales pueden reciclar “y que mientras más recicle, van a pagar menos por la basura”.

Cabo Rojo es el primer municipio que se lanza al cobro por el recogido de desperdicios sólidos en la Isla, y lo implementará a través de la venta de bolsas plásticas particulares, que serán recogidas por la compañía Con Waste.

Se trata de bolsas anaranjadas que pueden ser identificadas de noche, ya que la labor del recogido de basura inicia de madrugada.

La bolsa de 13 galones tendrá un costo de entre $1.75 y $1.99 las de 15 galones, y entre $3.40 y $3.90 las de 30 galones. Estarán disponibles en el comercio tradicional, en el casco urbano. Las personas que no las utilicen se exponen a una multa.

Regresa a la portada