Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Gretchen Colón Suau se abre paso en la ganadería

Por Lester Jiménez / [email protected] 09/14/2017 |00:00 a.m.
El Horizonte
Para Gretchen Colón Suau, el futuro de la agricultura en Puerto Rico se ve bien aspectado, gracias a una nueva generación de puertorriqueños que están apostando a la tierra. (Para Suroeste / Gerardo Castillo)  
Con apenas 25 años, la agrónoma es administradora de Tai South Farm, en Lajas.

El día empieza bien temprano para Gretchen Colón Suau.

Cuando apenas se distinguen los primeros rayos del sol, se pone sus botas impermeables y se adentra en la finca a buscar al ganado para comenzar la faena en la finca en la que trabaja.


Pero Gretchen no es una empleada cualquiera. Con apenas 25 años, es la administradora de Tai South Farm, una vaquería que se dedica a la producción de leche que cuenta con una extensión territorial de sobre 230 cuerdas de terreno, con más de 500 cabezas de ganado y que produce sobre 65,000 litros de leche.

A su corta edad, Colón Suau ha logrado abrirse paso en el difícil mundo laboral dentro de una empresa que fue declarada finca modelo, no solo por el Servicio de Extensión Agrícola, sino también por el Departamento de Ciencias Agrícolas del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico.

“Yo quería estudiar veterinaria. Nunca había tenido relación con el ganado. Cuando entro a la Universidad, que conozco al Departamento de Agricultura, decidí cambiarme y cuando empecé a tener la experiencia de trabajar en las fincas, me encantó”, sostuvo Colón Suau, quien terminó un bachillerato en Ciencia Animal en el Colegio.

“Mi educación es agronomía, no en administración, por eso es un aprendizaje constante. Es una experiencia donde todos los días aprendo algo”, apuntó.

Aparte de llevar los récords y de estar encargada de los inventarios y el trabajo administrativo, Gretchen disfruta estar en el campo, involucrada con los quehaceres del día a día y sobre todo, estar pendiente a la salud de los animales.

“Un administrador tiene que saber hacer de todo, pero no hacer nada específico. Tú te encargas de que el día fluya, que todo esté en orden, que los animales estén bien, que las tareas se están haciendo, que los muchachos tengan las herramientas que necesitan”, sostuvo la joven agrónoma, quien es natural de Lares.

“Yo empiezo a las 6:00 a.m. cuando comenzamos a ordeñar las vacas. Lo primero que hacemos es sacar las vacas que se van a inseminar ese día, porque una vaca que no se preñe, no da leche. De ahí en adelante, hago un recorrido matutino, que todo en la finca esté bien y dependiendo del día, cambian mis tareas. Tú puedes planificar tu día perfecto y puede pasar algo que lo cambia todo”, especificó.

Sin embargo, abrirse paso en la industria también ha conllevado retos.

“Hoy en día, en la agricultura hay más mujeres de lo que la gente piensa. Estamos viviendo la transición lo que eran los tiempos de antes, que se definían lo que eran trabajos para mujeres y trabajos para hombres. Pero, en cierta manera, ha sido un poco difícil, porque el machismo todavía existe. Quizás no solamente por ser mujer. También por la edad o la combinación de todas esas cosas, pero hay personas que se les hace difícil entender que las cosas han cambiado”, destacó la joven agrónoma.

“Pero también me siento con una responsabilidad de hacer las cosas bien, para que las personas vean que nosotras las mujeres también podemos hacer cualquier trabajo y queremos ser parte de la industria”, añadió.

El ingeniero Neftalí Lluch, presidente de la corporación de la finca Tai South Farm, vio en la joven agrónoma las cualidades idóneas para correr su empresa, a pesar de su joven edad e inexperiencia.

“Gretchen ha sido un activo para nosotros. Es muy organizada, sabe lo que tiene entre manos y tiene a las vacas que ni una tos tienen”, dijo Lluch, quien adquirió la finca en el 2009.

“Yo soy partidario de darle oportunidad a la gente joven. Es más fácil moldear a una persona joven, con menos experiencia, que uno que ya venga con malas mañas y Gretchen compitió con personas con mucha más experiencia en esta industria”, subrayó.

Por ser una finca modelo, las facilidades son utilizadas, además, para realizar distintos tipos de investigaciones, así como darle oportunidad a jóvenes estudiantes del Colegio para que tengan su primera oportunidad laboral.

Para Colón Suau, el futuro de la agricultura en Puerto Rico se ve bien aspectado, gracias a una nueva generación de puertorriqueños que están apostando a la tierra.

“Yo creo que hay muchos retos por la forma en que está la economía en general. Sin embargo, estoy viendo un renacer de la agricultura, donde muchos jóvenes están identificando que esa es la oportunidad de sacar a Puerto Rico hacia adelante”, sostuvo.

“Puerto Rico es idóneo para el desarrollo de la agricultura en general por su clima, sus tierras, su geografía. Yo creo que tenemos todo”, sentenció.


(Para Suroeste / Gerardo Castillo)



(Para Suroeste / Gerardo Castillo)



El ingeniero Neftalí Lluch, presidente de la corporación de la finca Tai South Farm, vio en la joven agrónoma las cualidades idóneas para correr su empresa. (Para Suroeste / Gerardo Castillo)


Regresa a la portada

Tags

LajasGanaderosnegociosEmpresarismoagricultura